Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Con tractores se oponen agricultores a reforma de pensiones en Grecia

Agricultores se movilizaron ayer contra la reforma previsional que quiere aprobar el Gobierno, sin su consentimiento.

Grecia

Para los agricultores, la reforma del sistema desincentiva la productividad. | Foto por Archivo

ATENAS- La entrada de una veintena de tractores en la emblemática plaza de Syntagma, sede del Parlamento griego, simbolizó ayer el amplio rechazo social, en su mayoría de agricultores y autónomos, a la reforma de pensiones que el Gobierno negocia con los acreedores internacionales del país. 

Estos veinte tractores fueron los únicos a los que la Policía permitió la entrada en Atenas y acompañaron a las 10,000 personas, según la Policía, que se concentraron a las puertas del Parlamento. 

Allí les esperaba una multitud emocionada que entre aplausos y gritos de ánimo se concentró para exigir al Ejecutivo de Alexis Tsipras la retirada del plan que supone una subida de las cotizaciones y un aumento de los impuestos especialmente duro para campesinos y autónomos. 

Entre eslóganes de “No a las medidas que acaban con los agricultores” o “En vez de acabar con los rescates destrozáis a los agricultores”, algunos de los manifestantes vertieron botellas de leche y encendieron una hoguera con ramas de olivo. 

Los trabajadores del campo se resisten a aceptar los planes del Gobierno que pretenden igualar el sistema de cotizaciones al de los asalariados, lo que implica elevar progresivamente sus cotizaciones del 7 % actual de su base imponible al 26.95 %. 

Pese a que se trata de un aumento drástico, que forma parte de los planes de unificar todas las cajas de la seguridad social, el Ejecutivo recalca que los agricultores no tienen motivos de queja pues verán aumentadas sensiblemente sus pensiones. 

En el plan gubernamental está contemplada una pensión estatal garantizada de 384 euros mensuales para los que hayan cotizado un mínimo de 15 años, mientras su caja de pensiones solo garantiza actualmente 168 euros mensuales. 

Pero este argumento no convence a muchos, como Manolis, un agricultor llegado de Creta que junto a un grupo de paisanos ha decidido acampar en los jardines que rodean la plaza, donde han montado tiendas de campaña y una improvisada cocina para alimentar a todo el que se quiera quedar durante el fin de semana. 

“No les creemos. Es una tontería, una mentira. Cuando la mayoría de diputados se ha puesto de acuerdo para poner una cuerda alrededor del cuello de los agricultores, ¿cómo les vamos a creer?”, señala en declaraciones a Efe Manolis, presidente de una asociación de campesinos de Heraclion, en Creta. 

Mijalis, también originario de Creta, asegura que la reforma del sistema desincentiva la productividad, ya que a mayores ingresos mayores son los impuestos que se deben pagar. 

Además del aumento de las cotizaciones, otro de los grandes conflictos con el sector agrícola lo constituye la reforma fiscal, que en su mayor parte ya fue aprobada en otoño pasado y que contempla una fuerte subida de la presión fiscal a través de la abolición de numerosos privilegios, como, por ejemplo, en la compra de gasóleo. EFE 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación