Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Colocan otros $114 Mlls. en certificados de pensiones al 3 %

Comtradefop urge a los diputados definir una tasa de interés más alta cuanto antes

La carta muestra la emisión autorizada por el consejo administración del fideicomiso. Foto EDH/

La carta muestra la emisión autorizada por el consejo administración del fideicomiso. Foto EDH/

La carta muestra la emisión autorizada por el consejo administración del fideicomiso. Foto EDH/

El Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal), administrador del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), realizó otra colocación de Certificados de Inversión Previsional (CIP) por un monto de $114.2 millones a una tasa de interés del 3 % para pagar las pensiones de los jubilados del ISSS y el INPEP.

La colocación de este dinero se hace nuevamente al margen de una tasa de interés de mercado (alrededor del 6 o 7 %), tal y como ordenó la Sala de lo Constitucional a la Asamblea Legislativa, que definiera en diciembre de 2014.

El dinero, que saldrá de las cotizaciones de los afiliados a de las AFP, permitirá al Gobierno pagar las pensiones de abril, mayo y junio.

La primera emisión será de un 35 % ($39.9 millones) que deberán liquidarse hoy jueves, según la convocatoria hecha por Bandesal, que es la entidad fiduciaria del FOP.

Otro 35 % se colocará el viernes 8 de mayo, para cubrir las pensiones de ese mes y el restante 30 % será el lunes 8 de junio, para obligaciones correspondientes a ese periodo.

En diciembre del año pasado el Gobierno también emitió $111 millones, a una tasa de interés del 3%, para pagar las pensiones del primer trimestre del año.

Las dos AFP establecidas en el país están obligadas, por ley, a comprar estos certificados de inversión y no pueden incidir en la tasa de interés debido a que no forman parte del Consejo del FOP que decide dicho valor.

Las AFP solo pueden esperar a que la Asamblea Legislativa defina esta tasa para cumplir con dicha disposición.

Tasa ilegal

La tasa del 3 % fue definida por el Consejo de Administración del FOP, bajo criterios considerados reservados para la prensa, de acuerdo con la solicitud de información que hizo este periódico.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia resolvió, en diciembre de 2014, que el Gobierno ya no podía pagar a los cotizantes una tasa de 1.3 % por prestar su dinero, pues el artículo que definía esa cantidad fue declarado "inconstitucional".

En esa misma resolución los magistrados ordenaron que fuera la Asamblea Legislativa la que reformara la ley y definiera una nueva tasa de interés favorable a los cotizantes.

Sin embargo, los diputados ni siquiera han tocado el tema en la Asamblea Legislativa, por lo que el FOP definió por su cuenta, que pagaría el 3 % por las emisiones que hiciera.

Para el Comité en Defensa de los Fondos de Pensiones (Comtradefop), que impulsó la demanda en la Corte, ese 3 % es "antojadizo" y no tiene ninguna base técnica.

Por eso, desde diciembre del año pasado el Comité le ha pedido a los magistrados que no le permitan al Gobierno emitir certificados sin que esté definida una tasa de mercado, pero la Sala ha rechazado todas sus peticiones alegando que está en riesgo el pago de las pensiones de los jubilados.

El Gobierno paga cada año un aproximado de $400 millones en pensiones para el sistema público.

El Comité pretende que la Asamblea apruebe una tasa de interés de mercado, que sea similar a la tasa de entre 6 y 7 % que el Gobierno paga a otros inversionistas cuando les presta dinero.

Insistencia

Al conocer sobre la nueva emisión de certificados el presidente de dicho comité, Ricardo Soriano, exigió a los diputados que apresuren la discusión de este tema, pues el tiempo está corriendo y los cotizantes de las AFP siguen perdiendo dinero valioso para sus cuentas individuales.

"El Gobierno sigue haciendo de las suyas y los cotizantes siguen perdiendo su dinero", dijo el representante.

"Imagínese, ya con esta emisión ya se fue la mitad del año y nosotros, bien, gracias", reprochó Soriano.

El representante reconoce que el evento electoral ha abstraído a los diputados de resolver el tema, pero dijo que continúan cabildeando con los diputados para que este punto se discuta lo antes posible.

A inicios de año el Comité presentó a la Asamblea Legislativa su propia propuesta de tasa de interés, que sería de 7.4 %, y que podría discutirse como alternativa.

Además, el representante legal de este Comité, Enrique Anaya, ya pidió a la Sala de la CSJ que fije a los diputados un plazo máximo de tres meses para que definan la tasa adecuada para las pensiones.

Según datos del Comité, la baja tasa de interés que ha pagado el Gobierno en los últimos años le ha provocado una pérdida de más de $1,000 millones a los cotizantes que hubieran podido agregarse a las cuentas de los cotizantes de las AFP.

En la Asamblea Legislativa, los diputados dicen estar abiertos a discutir el tema y aprobarlo cuanto antes.

Los partidos de oposición han mostrado apertura para aprobar una tasa mayor, mientras que el FMLN ha dicho que presentarán su propia propuesta.

Paralelo a esta temática también está la discusión sobre las posibles reformas que se aplicarían al sistema de pensiones y para las cuales el Gobierno ha prometido una discusión integral con todos los sectores involucrados.

Soriano dijo que, gracias a las gestiones y cabildeos que se han hecho a todo nivel, el Gobierno ya no está hablando de cambiar totalmente el sistema de pensiones y regresar al sistema antiguo, sino más bien se decantan por mejorar el sistema privado actual o establecer un sistema mixto y tomar otras medidas. Esta última opción generaría otra deuda para el Estado, según dicen expertos previsionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación