Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Colapso de IVM en Costa Rica será en 2037

Las reservas del sistema financiero de invalidez, vejez y muerte de Costa Rica podrían quedar a cero para el 2042.

Trabajadores asalariados e independientes cotizan al IVM. Foto edh

Trabajadores asalariados e independientes cotizan al IVM. Foto edh

Trabajadores asalariados e independientes cotizan al IVM. Foto edh

Costa Rica. El colapso financiero del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) iniciará tres años antes de lo estimado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), de acuerdo con un reporte del periódico La Nación del referido país.

Según el estudio "Valuación actuarial de largo plazo del Seguro de Pensiones", con corte al 31 de diciembre de 2012, los ingresos del sistema serán insuficientes para cubrir los gastos en el 2037. Dos informes previos –en 2010 y en 2011– estimaban que ese momento crítico llegaría en el 2040.

La principal razón para que la entidad modificara sus proyecciones es el aumento de nuevos pensionados, según la evolución de la última década.

En el caso de las reservas del IVM, estas quedarían en cero en 2042, en vez de 2043 como mostraban los estudios previos.

"A partir del año 2037, de cumplirse las hipótesis actuariales, se requeriría hacer uso de las reservas de pensiones, misma que se acabarían hacia el año 2042", argumenta el informe.

Luis Guillermo López, director de la División Actuarial de la Caja, comentó que en el nuevo estudio, como en los anteriores, el régimen está en equilibrio por tres décadas.

Alegó que el IVM es un sistema dinámico y que los cálculos pueden variar por factores como un cambio del número de trabajadores, salarios y evolución de jubilados.

El IVM es un sistema de pensión contributiva en el cual cotizan los trabajadores asalariados e independientes, así como los patronos. El régimen tiene 211,248 pensionados y 1.4 millones de cotizantes.

Para el nuevo informe, la Dirección Actuarial decidió hacer un estudio más reducido. Este no incluye, a diferencia de los anteriores, la totalidad de datos estadísticos futuros –en términos absolutos– de ingresos, gastos, cotizantes y la reserva. En vez de esto, se muestran solo porcentajes.

Como resultado, la valuación actuarial quedó en 33 páginas, en vez de las 162 del análisis previo.

La razón del cambio fue porque la entidad argumentó que se daban críticas e interpretaciones incorrectas de las cifras.— Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación