Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BM: Clase media exige servicios de calidad y buenos gobiernos

Latinoamérica podría perder el impulso a menos que profundicen esfuerzos para crecer Jim Yong Kim reta a los países a mejorar su gasto público

BM: Clase media exige servicios de calidad y buenos gobiernos

BM: Clase media exige servicios de calidad y buenos gobiernos

BM: Clase media exige servicios de calidad y buenos gobiernos

El sostenido crecimiento de la clase media en América Latina, un segmento de población que según estimaciones del Banco Mundial (BM) recibe remuneraciones por salarios de entre $10 y $50 al día, y cuyas expectativas de vida incluyen educación superior, ingreso de las mujeres al mercado laboral y la tardanza para procrear hijos así como una reducción del número de niños por familia, trae consigo otros retos para los países.

Esa clase media es cada vez más exigente, al tal punto que consideran que el estado debe hacer más para la prestación de servicios públicos, como seguridad ciudadana, infraestructura urbana, hospitales, escuelas y otras prioridades para garantizar su tranquilidad.

"La creciente clase media latinoamericana sienten que el Estado debería hacer más en términos de prestación de servicios de calidad y buena gobernanza. Estos ciudadanos han expresado su sentir de manera vehemente en las calles y en las redes sociales", matizó el presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim, en la ponencia en la OEA.

Para el titular del organismo financiero parece una ironía que algunos gobiernos de la región "son víctimas de su propio éxito" al haber avanzado en reformas sustanciales que han llevado al ensanchamiento de la clase media.

"Han avanzado mucho en términos de impulsar el crecimiento y reducir la desigualdad. Sin embargo, y precisamente gracias a este éxito, los ciudadanos ahora reclaman mucho más que antes, presionando a sus gobiernos para que brinden respuestas. Mantener este ritmo de crecimiento y reducción de la desigualdad requerirá de esfuerzos multifacéticos", explicó Yong Kim.

Para impulsar ese desarrollo equilibrado, América Latina y el Caribe deberán apostar por la logística, la infraestructura, la educación y la seguridad jurídica con un "ambiente contractual que es crucial" para promover el desarrollo en la región con la libre empresa y la sana competencia.

Insta a países a mejorar gasto público

Cuando los países de América Latina y el Caribe en su mayoría han logrado acrecentar la clase media, que ahora ocupa un honroso porcentaje del 34 por ciento de la población y cuando la pobreza extrema ha caído a niveles del 12.3 por ciento de habitantes del continente, la región debe continuar una lucha para mantener esos avances notados en la primera década del siglo XXI, eso propone el BM.

Por primera vez según el organismo hay más clase media que personas en extrema miseria. Ante ello, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, en una ponencia especial realizada ayer en la sede de la Organización de Estados Americanos, OEA, sobre el "Panorama económico y social de América Latina y el Caribe", destacó la importancia de racionalizar el gasto público en los países, focalizar subsidios y transferencias condicionadas y sobre todo apostar por el crecimiento económico, la educación superior y tecnificada y la inversión en infraestructura para catapultar a los países hacia los retos del siglo XXI.

"Con respecto al gasto publico es que no hay un solo país en el mundo que no pueda mejorar su gasto público… Es una de las cosas en las que trabajamos muchísimo, se tiene que condicionar el gasto público y los subsidios, así como las transferencias condicionadas, y tienen que hacer hincapié en ese aspecto de cara al futuro para ser efectivos", explicó Yong Kim.

El presidente del organismo multilateral reiteró que uno de los renglones en los que pone énfasis el Banco a los países deudores es la efectiva utilización de los recursos captados con sus sistemas fiscales. A la vez que ahí es donde está el talón de Aquiles para muchas naciones.

Para el máximo representante del organismo financiero con sede en Washington, si bien a nivel regional hay cierta heterogeneidad de los países en cuanto a su situación no se puede negar que la región de Centroamérica y el Caribe presentan ciertos rezagos si se les compara con el cono sur u otras regiones del hemisferio.

Esto supone para Yong Kim que los países han afrontado en conjunto la reducción de la pobreza, en buena parte, los indicadores con los que mide el Banco Mundial indican mayor ampliación y acceso a servicios básicos como agua, electricidad, redes viales y escuelas.

"En Centroamérica los países solo han registrado avances leves. Varios países tienen problemas por su nivel de endeudamiento, algo que podría entorpecer su capacidad de proporcionar servicios de calidad a todos los ciudadanos", expuso el presidente del organismo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación