Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ciudadanos se quejan por suspensión subsidio de gas

Usuarios creen que esta es una estrategia del Gobierno para quitar el beneficio

Usuarios como don José Umaña (derecha), reclamaban ayer en el Cenade, que al ir a comprar el gas les dicen que el Minec les suspendió el subsidio. foto edh / ARCHIVO

Usuarios como don José Umaña (derecha), reclamaban ayer en el Cenade, que al ir a comprar el gas les dicen que el Minec les suspendió el subsidio. foto...

Usuarios como don José Umaña (derecha), reclamaban ayer en el Cenade, que al ir a comprar el gas les dicen que el Minec les suspendió el subsidio. foto edh / ARCHIVO

Cientos de ciudadanos se presentaron ayer a las oficinas del Centro de Atención por Demanda (Cenade) en busca de obtener una respuesta a por qué no se les ha depositado el subsidio de este mes para poder comprar el gas propano, pero al salir las preguntas eran más que las respuestas: ninguno de ellos sabía que el Ministerio de Economía (Minec) suspendió el subsidio a más de 35 mil personas sin previo aviso.

De acuerdo con un comunicado de prensa difundido ayer por la tarde, el Minec ha valorado que hay un grupo de beneficiarios que gracias a su situación socioeconómica están en condiciones de pagar el gas a precio de mercado (que en octubre es de $12.89 por un cilindro de 25 libras) y por ello han decidido suspenderles el beneficio.

"La reducción de beneficiarios que pueden pagar el subsidio al gas permitirá hacer más eficiente la inversión de fondos públicos", dicta el comunicado.

Sin embargo, no hubo anuncio previo y cientos de personas tuvieron que perder su tiempo ayer en las oficinas de Cenade, buscando una respuesta.

Pese a que muchos no lo tenía confirmado, ya presentían que el Gobierno pretendía quitarles el subsidio.

"Desde que decidieron poner la tarjeta solidaria lo han venido reduciendo. No tienen pisto para pagar o quieren quedarse con todo esto que supuestamente le dan a la gente", señaló don José Umaña, habitante de Soyapango.

Malestar generalizado

Carlos Monteagudo, un ciudadano de 80 años que vive de su pensión, llegó desde Soyapango y esperó más de tres horas en el Cenade, para que al final le dijeran que le realizarán un estudio socioeconómico para ver si aplica al subsidio. "Lo que pasa es que le deberían de decir la verdad a uno; si ya no lo van a dar, para qué hacerlo perder el tiempo. Yo ahorita lo he tenido que comprar de lo poco que recibo de mi pensión, y todavía tengo que esperar a que lleguen a mi casa a ver cómo vivo", se quejó Monteagudo.

Según lo manifestó el ciudadano, el personal del Cenade le realizó una serie de preguntas, entre ellas si contaba con refrigeradora, televisor, servicios básicos y, a partir de ello, le dijeron que verificarían las condiciones económicas en su hogar.

También don Edgar Monroy, quien reside en San Salvador, llegó junto a su esposa desde muy temprano para poder solventar la situación, sin embargo, tres horas después de esperar, salió molesto por la falta de respuestas.

"Esto es un atropello. A mí me parece inaudito, no sé en qué mente cabe que si uno puede comprar con sacrificio o arreglar su casa, ya porque uno la pinte y la tenga bonita tiene que ser víctima de este atropello, ellos también han tenido que crecer trabajando igual que nosotros", señaló Monroy.

Por su parte, doña María Acosta, habitante del municipio de Soyapango, resintió que la respuesta de los representantes del Cenade fuera que llegarían a inspeccionar su vivienda para verificar si amerita recibir el beneficio.

"Yo siento que esto ya es para quitárnoslo. En mi recibo me sale más de impuestos que de luz", agregó Acosta.

Los ciudadanos señalaron que ninguno recibió previo aviso, "pedimos el gas el viernes y al verifica el numero de la tarjeta decía: por orden del Ministerio no tiene derecho al subsidio y pagamos casi $14 por el cilindro de 25 libras", dijo don Edgar Monroy.

Los ciudadanos lamentan que el alarde de la tarjeta solidaria, que anduvo entregando la administración Funes, fuera solo parte de una campaña y que después de las elecciones ni siquiera el teléfono de Cenade les contesten.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación