Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Citi se queda sin compradores en Centroamérica

Banco Popular, Aval y Promerica desistieron de comprar

Se estima que los activos de Citibank en venta en la región valen $1,500 Mlls. Foto EDH / Archivo

Se estima que los activos de Citibank en venta en la región valen $1,500 Mlls. Foto EDH / Archivo

Se estima que los activos de Citibank en venta en la región valen $1,500 Mlls. Foto EDH / Archivo

Citibank se ha quedado sin compradores de su cartera minorista en Centroamérica, pese a que ya había entablado negociaciones con varios de ellos, según indica una nota publicada ayer por el periódico El Financiero, de Costa Rica.

De acuerdo con la publicación, Banco Popular de España, así como el grupo colombiano Aval y Banco Promérica desistieron de adquirir una cartera de activos que se estima en unos $1,500 millones.

Banco Popular, el último interesado en la lista, terminó las negociaciones ayer sin llegar a un acuerdo, según publicó Bloomberg y lo confirmaron fuentes del sector bancario nacional a El Financiero.

Una fuente en El Salvador aseguró a este periódico que todas las operaciones de compraventa del banco se están manejando desde la casa matriz de Citigroup en Nueva York y que no tenía información sobre el proceso.

No obstante, aclaró que Citibank continúa siendo uno de los bancos más poderosos del mundo, y que tanto en El Salvador como en toda la región las operaciones se mantienen sin ningún cambio, por lo que los clientes no deben preocuparse por sus créditos, depósitos y otros productos financieros.

En octubre de 2014 Citigroup anunció su salida de la banca de consumo en 11 países, como parte de una estrategia comercial con la que busca centrarse en mercados de gran escala y potencial crecimiento.

Además de salir de Centroamérica y Perú, Citigroup también abandona Egipto, República Checa, Hungría, Japón, Guam y Corea, donde el conglomerado financiero también haría su proceso de venta de operaciones.

En un comunicado, el banco aclaró que mantenía el negocio en otros 24 países del mundo, y que esto era parte de un reajuste en su actividad comercial que no afectaría a los clientes.

A partir de esa fecha, Citibank en Centroamérica inició un proceso para la venta de sus operaciones minoristas, con miras a venderlo todo a un solo comprador en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá.

Tras el anuncio, el Banco Popular de España, junto con el Grupo Aval ( de Colombia) y Banco Promerica, mostraron su interés por adquirir la operación de Citi en la región.

Pero según información de Bloomberg y la agencia de noticias española Europa Press, Banco Popular desistió de participar en la compra de las operaciones, debido a que "las condiciones de la industria no calzan con la estrategia del negocio que adquirieron en Madrid", indicó un vocero de la entidad.

El Financiero publicó además que otro de los interesados fue el Banco Promérica, que fue invitado a participar en el proceso de adquisición regional. Sin embargo, Federico Chavarría, subgerente de la entidad en Costa Rica, informó semanas atrás que nunca hicieron una oferta formal, por lo que quedaron fuera del proceso.

En El Salvador, las autoridades de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) confirmaron el aval para que Citigroup venta su Administradora de Pensiones, AFP Confía, a grupo Atlántida, de Honduras. Todavía está pendiente que la SSF autorice la compra de esta institución bancaria y se confirme el valor de la transacción.

En El Salvador

En El Salvador Citi es la quinta institución financiera con más activos y una sólida cartera de créditos, según la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa).

Al 31 de diciembre este grupo tenía activos por $1,583.1 millones, una cartera de préstamos netos de $1,015.7millones y depósitos por $1,190 millones.

Citi estaba presente en El Salvador desde la década de 1960 a través de una oficina dedicada exclusivamente a la banca corporativa.

Posteriormente adquirió las operaciones minoristas de Banco Cuscatlán en 2008, en toda la región y, desde esa fecha, aumentó sus productos financieros, pasando por tarjetas de crédito, seguros y una serie de beneficios para los clientes.

En 2012 el banco HSBC vendió todas sus operaciones al grupo colombiano Davivienda por un monto aproximado de $801 millones, tras varios meses de negociaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación