Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Choussy: "los $900 Mlls. son para cubrir déficit"

El déficit fiscal de los últimos años se ha mantenido en el orden de los $900 millones

Los $900 millones en bonos que el Gobierno se lamenta no tener en estos momentos, para hacer frente a la inseguridad y que han sido motivo de reprimendas para la Sala lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, representan, en realidad, el hueco fiscal que Hacienda no incluyó en su presupuesto 2015 y que será su déficit al final del año, según explicó ayer el expresidente del Banco Central de Reserva, Mauricio Choussy.

"Los $900 millones se necesitan para cubrir el déficit fiscal y si no se consigue (la financiación de los $900 millones)... o sale a presentar otro proyecto de ley para emitir más bonos, o va a emitir puramente Letes", explicó Chou ssy, durante una entrevista matutina en TCS.

Los datos del Banco Central de Reserva muestran, efectivamente, que el déficit anual que el Gobierno ha tenido en los últimos años ha rondado los $900 millones. Ahí se incluye la deuda del Fideicomiso que se usa para pagar pensiones del sistema público, y que a diciembre de 2014 fue de $467 millones.

En total en 2014 el país cerró sus cuentas con un faltante de $907 millones que debió presupuestar en su plan de gasto, pero que no lo hizo.

Esta vez, la historia es igual. "ellos han venido presentando presupuestos desfinanciados, presupuestos falsos, haciendo un fraude de ley para no tener que conseguir los 56 diputados para la aprobación del presupuesto. Presentan un presupuesto balanceado, pero el mismo Ministro de Hacienda, en sus publicaciones, presenta que el déficit fiscal para este año va a ser del 4 %", dijo el profesional.

Y el enojo que ha externado el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y el resto del gabinete económico es solo "un pretexto" que se intenta justificar, sobre todo cuando no se está recaudando el dinero que proyectaban.

"El combate a la delincuencia, eso para mí es un pretexto, es totalmente falso, lo que sucede es los mismos vicios que hemos venido observando durante muchos años... ARENA hacía las cosas mal y estos quieren hacerlas peor", añadió.

Los datos del Ministerio de Hacienda informan que a abril de este año el Gobierno había proyectado recaudar $1,817.4 millones, pero en la práctica solo han recaudado $1,666.1 millones, es decir, $151.3 millones menos.

Esto, a pesar de que el Gobierno emprendió desde 2009 una serie de reformas tributarias que iban en la línea de aumentar la recaudación de impuestos.

Pero frente a la baja recaudación, su tabla de salvación ha sido siempre la emisión de Letras del Tesoro (Letes), que sirve como una tarjeta de crédito para Hacienda y que no necesita de la aprobación de la Asamblea Legislativa.

En 2014 el Gobierno llegó a emitir hasta $1,190 millones en deuda de corto plazo, que ha ido pagando poco a poco hasta terminar con un saldo de $509 millones, a mayo de 2015.

A Choussy le extraña que el Gobierno esté molesto por no haber logrado emitir los primeros $100 millones del paquete de $900 millones cuando tienen la posibilidad de conseguir ese dinero a través de las Letes.

"Si necesitan los $100 millones para combatir la ola de delincuencia, podían haber emitido deuda de corto plazo para tenerlos en cuestión de horas, no en días, sino que horas porque todavía en los bancos hay cupo para absorber deuda de corto plazo", explicó.

Pero, pese a la urgencia del dinero, los datos del Ministerio de Hacienda demuestran que el Gobierno no emitió ni un centavo en Letes en mayo y en junio solo se hicieron dos emisiones que juntas hicieron $70 millones.

En años anteriores el Gobierno ha logrado "limpiar" esa tarjeta de crédito de Letes emitiendo deuda de largo plazo y deja lista la tarjeta para seguir emitiendo más.

Sin embargo, Choussy dice que el escenario de hoy es más complicado para el Gobierno pues la nueva aritmética política no les garantiza que puedan tener los 56 votos necesarios para aprobar deuda de largo plazo. "Pero si no obtiene los 56 votos para emitir deuda de largo plazo, para finales de año el gobierno tendrá $1,100 millones de deuda de corto plazo, es decir, tendría que emitir $580 millones de Letes adicionales de aquí al 31 de diciembre, más los $380 millones que se van a vencer", explicó.

En años anteriores el Gobierno ha logrado vender esa deuda de corto plazo hasta por un máximo de $800 millones, pero ahora sería difícil que un inversionista comprara más de esa cantidad.

Por lo tanto Choussy cree que "en pocas palabras, no hay posibilidades de que cerremos el año sin que se tenga que llegar a una negociación para obtener los 56 votos para poder hacer esa emisión", dijo el expresidente del BCR.

Choussy cree que la actitud de ataque que ha tomado el presidente Sánchez Cerén con respecto a la emisión de los $900 millones solo aleja aún más la inversión, que es la única que podría mejorar las condiciones económicas en el país.

"Casa Presidencial lanzando una campaña en los medios de comunicación para atacar a la Sala de lo Constitucional... ¿cómo esperan que haya más inversión en este país si el Gobierno no está respetando la institucionalidad?

Escenario fiscal similar al de Grecia

El engaño a través de los presupuestos desfinanciados podría hacernos caer en un problema similar al de Grecia, según Choussy.

"En Grecia, para que tengan una idea, el gobierno había falseado los datos... y decía que el déficit era del 3.7 %, pero el déficit fiscal real era del 14%", mencionó.

Entonces, para el economista, la primera lección que el gobierno salvadoreño debe considerar es la transparencia.

"Aquí siempre hemos tenido la duda de que cuánto queda oculto de pagos que no se realizaron a final de año para que el déficit fiscal no se muestre, entonces, el déficit fiscal se arregla dejando de pagar en diciembre obligaciones que ya el gobierno tenía contraídas", puso como ejemplo.

"Yo creo que hay que empezar por tener presupuestos reales, hay que sincerar la presupuestación, hay que sincerar el déficit fiscal, y yo creo que el gobierno del FMLN se tiene que sentar con la oposición para aprobar el próximo presupuesto general de la nación como un sistema compartido de responsabilidades, porque si no empezamos a tener esa práctica de hacer presupuestos correctos y no presupuestos mentirosos, vamos a ir caminando cada vez más hacia un precipicio como ese en el que ha entrado Grecia", acotó.

Además refuerza la idea de que el país debe mejorar su inversión pública y privada pues solo esta permitirá que la economía crezca como se espera. "Con la situación fiscal como está, lo que ha venido haciendo el gobierno es recortando la inversión pública, y como van las cosas y la vamos a recortar cada vez más, entonces, la única posibilidad de que haya inversión, de que se genere empleo y de que los jóvenes puedan incorporarse al mercado laboral es que consigamos los fondos para ese asocio, para ese Fomilenio, el Asocio para el Crecimiento y la Alianza para la Prosperidad, y para eso necesitamos un combate a la corrupción directo y una Fiscalía que este dispuesta a combatir la corrupción. Pero por el contrario, si se continúa con maniobras oscuras como la compra de diputados para aprobar préstamos y presupuestos desfinanciados, se dañará la democracia y la credibilidad financiera se verá afectada aún más y el desarrollo económico tardará aún más, concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación