Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

China asegura que su economía es estable

El primer ministro de china aseguró que no se dará una nueva devaluación del yuan.

Las inyecciones de liquidez del Banco Central Chino, más las dilaciones de la FED sobre subir las tasas de interés han calmado la reacción de los inversionistas en los mercados.

Las inyecciones de liquidez del Banco Central Chino, más las dilaciones de la FED sobre subir las tasas de interés han calmado la reacción de los inversionistas en... | Foto por EFE

Las inyecciones de liquidez del Banco Central Chino, más las dilaciones de la FED sobre subir las tasas de interés han calmado la reacción de los inversionistas en los mercados.

BEIJING. — El primer ministro Li Keqiang trató el miércoles de calmar las preocupaciones mundiales acerca de la desaceleración económica china diciendo que el crecimiento se encuentra en el rango adecuado y que China no tiene planes de seguir devaluando su divisa.

En una reunión del Foro Económico Mundial en la ciudad oriental de Dalian, el segundo en jerarquía en el gobierno chino dijo que su país mantendrá sus planes de reformas para la apertura de los mercados pese a las recientes fluctuaciones en el desempeño de su economía.

Los líderes comunistas desarrollan una serie de esfuerzos para tranquilizar los mercados financieros mundiales después de una caída de los precios de las acciones y bajas abruptas en manufactura y exportaciones.

El gobernador del banco central, el ministro de finanzas y la agencia reguladora de la bolsa emitieron declaraciones similares el fin de semana pasado de que los vaivenes bursátiles tocaban a su fin y que la economía era estable.

"La tendencia subyacente de la economía sigue avanzando en una dirección positiva", afirmó Li, segundo en la jerarquía oficial y responsable de la economía nacional. Recalcó que más de 7 millones de empleos urbanos fueron creados en el primer semestre y afirmó que "todo esto demuestra que la economía china ha avanzado dentro del rango adecuado".

Li no anunció nuevas iniciativas pero abarcó una amplia serie de temas que resultan delicados para los inversionistas extranjeros, en un claro intento por asegurarles que las condiciones comerciales seguirán estables.

La economía china se ha desacelerado en los dos últimos años en momentos en que los líderes comunistas tratan de encauzarla en un crecimiento más autosostenible basado en el consumo interno en vez de exportaciones e inversiones. Pero las preocupaciones extranjeras se intensificaron cuando las actividades comerciales y fabriles cayeron en julio y agosto.

Li afirmó que el crecimiento actual, pronosticado por el gobierno en un 7% para todo el año, es aceptable siempre que genere suficientes empleos.

El primer ministro agregó que China no tiene más planes de permitir la declinación del yuan, después de una sorpresiva devaluación el 11 de agosto. - AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación