Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEPAL: cambio climático costaría 5% del PIB a A. L.

Si temperatura aumenta 2.5 °C, indicó secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena

Según CEPAL, América Latina urge un sistema de transporte público moderno, para reducir el consumo de combustibles fósiles.

Según CEPAL, América Latina urge un sistema de transporte público moderno, para reducir el consumo de combustibles fósiles.

Según CEPAL, América Latina urge un sistema de transporte público moderno, para reducir el consumo de combustibles fósiles.

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) estima que los costos que estaría pagando América Latina a raíz del Cambio Climático oscilan entre el 1.5% y el 5% del Producto Interno Bruto (PIB) anual de la región.

Los cálculos anteriores, explicó la CEPAL en un comunicado "son aún preliminar y tiene un alto nivel de incertidumbre, pues no incorpora todos los efectos potenciales ni los posibles resultados de las acciones de adaptación".

El documento recoge las palabras de la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, quien especifica que estos datos dependen de "la eventualidad de que (América Latina y El Caribe) llegue a un aumento adicional de temperatura de 2.5 °C (grados centígrados)".

Las variaciones en los niveles de temperaturas y en los patrones de precipitaciones (lluvias) son las principales pautas o pruebas que la Comisión ha tomado en cuenta para identificar en dónde se están concentrando los mayores riesgos del impacto del cambio climático.

En ese sentido, la CEPAL enumera: la agricultura, la disponibilidad de agua, la conservación de bosques, la pérdida de la biodiversidad, la salud pública, el turismo en zonas costeras y la reducción de la pobreza rural, como los puntos que están en peligro.

En la actualidad, la emisión de dióxido de carbono (CO2), que es el principal Gas de Efecto Invernadero (GEI), ronda las siete toneladas per cápita (por persona), dice el documento difundido a inicios de semana.

A su vez, las emisiones de GEI de América Latina representan el 9% del total global, con una tasa de crecimiento anual de 0.6%, entre 1990 y 2011; y la característica latinoamericana es que una parte significativa de esas emisiones proviene del cambio en el uso del suelo, la deforestación y la agricultura.

Según la cifra anterior, la contribución al cambio climático por parte de Latinoamérica es mínima, sin embargo, es la región que más padece sus efectos por ser la más vulnerable. Esa vulnerabilidad reside o se ve acentuada en su geografía, en la forma en la que está distribuida su población, en su infraestructura, su dependencia de los recursos naturales y la importancia que da a la actividad agrícola.

Para estabilizar las condiciones climáticas, el organismo internacional asegura que urge reducir esas siete toneladas a dos, lo cual solo podría lograrse con un acuerdo global con la participación de todos los países, acompañado de un cambio tecnológico paradigmático en los patrones de producción y consumo.

"El dinamismo económico que ha experimentado la región en la última década, si bien ha contribuido a reducir la pobreza y a mejorar las condiciones de vida de la población, también ha generado externalidades negativas, tales como la contaminación atmosférica y mayor consumo de energía fósil", dice el organismo.

La CEPAL urge la toma de decisiones cruciales: el aumento en la oferta y la calidad de servicios públicos, un mayor uso de energías renovables y un cambio a una matriz productiva más baja en carbono, porque es la única salida a la sostenibilidad ambiental.

El desafío más apremiante, de momento, es la "adaptación" al cambio climático, cuyo costo anual para América Latina y el Caribe, la región con más alto grado de urbanización del planeta, han sido estimados en cerca de 0.5% de su PIB anual.

Parte de esa adaptación implica inversiones a corto y mediano plazo en proyectos de mitigación en infraestructura, en protección a cuencas hidrológica, conservación forestal y desazolve periódico en zonas bajas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación