Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEPA sin dinero para ampliación del aeropuerto

Aún no se define la modalidad para su financiamiento

El Aeropuerto Internacional de El Salvador ya sobrepasó su capacidad de atención. foto edh

El Aeropuerto Internacional de El Salvador ya sobrepasó su capacidad de atención. foto edh

El Aeropuerto Internacional de El Salvador ya sobrepasó su capacidad de atención. foto edh

El dinero es la principal traba que tiene la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) para iniciar la ampliación del Aeropuerto Internacional de El Salvador, a pesar de que la ley de Asocio Público Privado (APP), que daría impulso a este proyecto fue aprobada en 2013.

De acuerdo al presidente de esta institución, Nelson Vanegas, el gabinete económico todavía estudia la modalidad de financiamiento para este proyecto, cuyo plan maestro también se presentó en diciembre de 2013, motivado por la ley APP.

Inicialmente la idea era desarrollar esta ampliación de la mano de la empresa privada a través de un asocio público privado comandado por la Organismo Promotor de Exportaciones e Inversión, Proesa.

Pero es posible que sea el Gobierno quien asuma todo este gasto por sí solo pues Vanegas dijo ayer que así lo expresa el plan maestro elaborado por la empresa Kimley-Horn.

De acuerdo a este plan maestro, la ampliación de la terminal aérea requerirá de una inversión de $492 millones, una cifra similar al proyecto Fomilenio I. Con este dinero se pretende ampliar todas las áreas de atención a los pasajeros y al público en general así como renovar toda su infraestructura.

El plan se desarrollaría en cuatro fases. La primera de ellas debió comenzar en 2014, pero CEPA ha ido por partes.

Las remodelaciones que CEPA ha hecho en los últimos años en la terminal se han financiado con una titularización de $58.2 millones.

Con este dinero han logrado remodelar baños, mejorar la iluminación, el aire acondicionado y sobre todo, recarpetear la pista principal de aterrizaje y las calles de rodaje.

Sin embargo todo camina a paso lento.

Vanegas dijo ayer que aún falta recarpetear las calles de rodaje, pese a que el contrato con la empresa estipulaba que todo estaría listo en 2014.

CEPA atribuye el atraso de esta obra a la época lluviosa de 2014 y que por eso la empresa no podía avanzar.

Tampoco se ha avanzado en la ejecución del plan comercial, con el que se remodelarían todas las tiendas de souvenirs en el aeropuerto, a pesar de que se hizo un estudio que determinó la mejor opción para firmar contratos con las empresas que buscan un lugar en esta terminal.

Mientras tanto la terminal aérea reduce su capacidad de atender su demanda, tanto aérea como de visitantes.

El presidente de Avianca, Roberto Kriete, ha mostrado en reiteradas ocasiones su descontento por la saturación de usuarios en horas pico.

La incorporación de la nueva aerolínea VECA ha obligado a CEPA a reacomodar áreas dentro del servicio al usuario y también a disponer de otros espacios para la aerolínea, que ya comenzó sus vuelos a algunos países de la región.

En declaraciones anteriores el Vicepresidente de la República Óscar Ortiz, prometió que antes de que termine el quinquenio, el aeropuerto estaría remodelado y con más capacidad para recibir a los usuarios.

La ley de Asocios Público-Privado fue impulsada con el objetivo de que proyectos como este pudieran financiarse con dinero de empresas privadas, que administraran los proyectos. El Gobierno pondría otra parte.

Pero aunque el cuerpo legal fue aprobado en 2013 no hay ningún proyecto emblemático que se haya impulsado con esta legislatura.

Economistas como Claudio de Rosa aseguran que aunque el Gobierno ha intentado mejorar la relación con los inversionistas privados, casos como el de Enel siguen en el tintero.

En su último informe la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) determinó que el clima de inversión sigue siendo negativo y que eso ha repercutido en el crecimiento económico del país.

Fue el más moderno

El Aeropuerto Internacional fue considerado hace 15 años como la terminal aérea más moderna de Centroamérica.

Sin embargo, no contó con un plan que lo mantuviera en ese nivel. De acuerdo al expresidente de esa institución, Alberto Arene, tiene no menos de 15 años de retraso, frente a otros países como Panamá y Guatemala, que están trabajando por mejorar sus terminales aéreas.

Al igual que en el Aeropuerto Internacional CEPA también está trabajando por modernizar el Aeropuerto de Ilopango, que fue usado hace muchos años como la principal terminal aérea.

Hasta el momento solo se ha logrado instalar un equipo de navegación, pero todavía no es utilizado para vuelos comerciales.

Además está buscando financiamiento para trabajar en la remodelación del Aeropuerto El Jagüey, en La Unión, en el que solo hay estudios sobre su factibilidad.

De acuerdo a Vanegas, el objetivo es mejorar estas dos terminales para descongestionar el Aeropuerto principal.

No obstante el dinero es la dificultad más grande para cada uno de ellos.

CEPA analiza opciones de financiamiento y no descarta utilizar de nuevo una figura como la titularización para obtener fondos con los que pueda financiarlos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación