Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEPA inauguró nuevo radar en Aeropuerto Internacional

El aparato aéreo se pone en uso un año y medio después de que se realizó la compra.

Aeropuerto Monseñor Romero

El nuevo radar dirige a las aerolíneas en el territorio salvadoreño. Fue comprado a la empresa española Indra.

Ministro de Gobernación pide a Asamblea nombrar aeropuerto Monseñor Romero

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) inauguró ayer un nuevo radar primario y secundario en el Aeropuerto Internacional, el cual requirió una inversión de $5.4 millones.

El aparato que dirige a las aeronaves en territorio salvadoreño se inaugura oficialmente  un año después de haberse instalado en la terminal, pues ya el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, lo presentó a los medios el 20 de agosto de 2014, pero sin que se pusiera a funcionar.

Durante este tiempo el Aeropuerto se mantuvo operando a través de radares auxiliares de la Corporación Centroamericana de Servicios Aéreos (Cocesna).

De acuerdo al vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, el nuevo aparato tecnológico garantiza la seguridad a las aerolíneas y moderniza el equipo con el que ha trabajado el Aeropuerto todos estos años.

Indra, pasado electoral

El aparato fue vendido por la empresa española Indra, la misma que se contrató en años pasados para realizar el conteo de votos de las elecciones municipales y legislativas.

De acuerdo a Ortiz, CEPA invertirá este año un total de $42 millones, de los cuales $35 irían directamente a la modernización del Aeropuerto Internacional.

El dinero servirá para construir cuatro nuevas salas de espera y estaciones para las compañías aéreas.

Aún está pendiente que se terminen las obras de remodelación y ampliación de la sala de despedida, así como el área donde los salvadoreños reciben a sus parientes que llegan de todas partes del mundo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación