Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Centroamérica creará plan acción contra la roya

b Primera fase de plan incluye el tratamiento químico de las plantas Primera fase de plan incluye el tratamiento químico de las plantas

Las exportaciones de café generaron a Centroamérica cerca de $3,600 millones en divisas durante la pasada cosecha 2011-2012, según se informó. Foto edh / Archivo

Las exportaciones de café generaron a Centroamérica cerca de $3,600 millones en divisas durante la pasada cosecha 2011-2012, según se informó. Foto edh / Archivo

Las exportaciones de café generaron a Centroamérica cerca de $3,600 millones en divisas durante la pasada cosecha 2011-2012, según se informó. Foto edh / Archivo

SAN JOSÉ. Los ministros de Agricultura de Centroamérica acordaron ayer impulsar un plan regional para enfrentar la roya del café, una enfermedad de dicho cultivo que afecta a casi el 50 % de las 933,000 hectáreas plantadas en el Istmo.

Tanto Costa Rica como Guatemala y Honduras han decretado emergencia por la plaga, y aunque las gremiales cafeteras han solicitado a El Salvador y Nicaragua que den la voz de alerta, las autoridades han procedido con negligencia en ambos países.

De acuerdo con la analista agrícola, Amy Ángel, "El Salvador será el país más afectado". Se calcula una disminución de 600 mil quintales en la cosecha salvadoreña 2012-2013.

La decisión de ejecutar un plan frontal contra la roya fue tomada en el marco de una reunión del Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), formado por los titulares del ramo de la región. El programa contempla una primera fase de tratamiento químico en las fincas afectadas, para lo cual varios gobiernos han echado mano de fondos especiales o a declaratorias de emergencia.

"Esta fase irá acompañada de un plan de divulgación e información porque su éxito depende de que los agricultores tomen las medidas necesarias para que la fumigación tenga éxito, tales como la poda de las plantas y la limpieza de la finca", explicó la ministra de Agricultura de Costa Rica, Gloria Abrahams.

Sin embargo, vencer la plaga de manera definitiva requiere de una estrategia de mediano y largo plazo, con medidas entre las que se incluye la renovación de las plantaciones, que en algunos casos son muy viejas.

"Acordamos impulsar un programa de investigación para encontrar variedades de café más resistentes a la roya", dijo el ministro hondureño, Jacobo Regalado, pero el gran desafío es lograr que esas nuevas variedades permitan mantener la calidad del grano centroamericano, que compite en mercados muy saturados y cada vez más exigentes.

El programa también abarca el desarrollo de un sistema de monitoreo y alerta temprana, con el fin de evitar situaciones como la actual en el futuro.

Según estimaciones de los funcionarios, el costo total del programa regional asciende a $500 millones, idéntica cifra a la que ya se registra en pérdidas para la actual cosecha (2012-2013)

Frente a estos números, la región está gestionando ayuda internacional y ya ha encontrado respuestas positivas, aunque aún sin montos concretos, por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el gobierno de Taiwán, entre otros, según informaron los jerarcas de Agricultura.

Un brote de roya –que ataca las hojas del cafeto y las desprende, dejando expuestos a los frutos de los arbustos al clima y los insectos– ha golpeado Centroamérica desde el ciclo pasado y ha afectado también la producción en México.

Países de Centroamérica y México producen en conjunto cerca de una quinta parte de los granos de variedad arábiga del mundo. "Se ha cuantificado el impacto económico en $500 millones", dijo en un foro regional Regalado, quien añadió que 500,000 productores han sido afectados.

El mes pasado la organización Centroamericana de Exportadores de Café (Orceca), la mayor de Centroamérica, dijo que la roya podría provocar que la cosecha del actual ciclo 2012/13 cayera un 16 por ciento frente a la anterior. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación