Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cassa, los aliados del desarrollo comunitario

La participación comunitaria es la piedra angular de su programa de Responsabilidad Social Empresarial. 

Los programas de Responsabilidad Social Empresarial de CASSA están enfocados en mejorar la calidad de los habitantes de las comunidades cañeras.

Los programas de Responsabilidad Social Empresarial de CASSA están enfocados en mejorar la calidad de los habitantes de las comunidades cañeras. | Foto por Cortesía

Los programas de Responsabilidad Social Empresarial de CASSA están enfocados en mejorar la calidad de los habitantes de las comunidades cañeras.

Compañía Azucarera Salvadoreña (Cassa) participa activamente en el desarrollo social de las comunidades en las que realiza su actividad productiva, a través de su  programa de Responsabilidad Social Empresarial “Aliados de la Comunidad”. 

Este programa tiene como objetivo que las asociaciones comunales se conviertan en comunidades y cooperativas sostenibles, en las que las familias sean protagonistas de su propio desarrollo y participen activamente en la organización, planificación, coordinación y ejecución de los proyectos que los beneficien.

 La meta del programa es instituir un modelo de responsabilidad social integral, mejorando diferentes factores de alto impacto en el desarrollo local de cada una de las comunidades cañeras.

Entre algunos de los proyectos que busca desarrollar Aliados de la Comunidad para cumplir esta meta se pueden mencionar los de infraestructura, salud, medio ambiente, educación, trabajo y recreación; todo esto con base en la organización comunitaria y participación ciudadana, ya que es un requisito fundamental para lograr sostenibilidad en largo.

Comunidades beneficiadas
En la zona occidental, la población beneficiada son comunidades cañeras donde cinco cooperativas del sector reformado productoras y proveedoras de caña están ancladas: Tonalá (Sonsonate), El Sunza, San Isidro (Izalco), Los Lagartos (San Julián) y San Raymundo (Ahuachapán). 

Por otra parte, en la zona oriental se brinda atención en salud a cortadores de caña y a sus familias, quienes pertenecen a 12 comunidades de Usulután, San Vicente y San Miguel. Actualmente, “Aliados de la Comunidad” beneficia a más de 14,000 habitantes de estas comunidades y cooperativas.

Componentes
Grupo Cassa implementa su estrategia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) por medio de sus programa “Aliados de la Comunidad” que se enfoca en los siguientes 5 componentes: Mesas de diálogo, Salud integral, Educación, Espacios de Convivencia Pacífica, Sembrando Desarrollo.

En un contexto de reforma agraria 
Grupo Cassa es una empresa agroindustrial con cincuenta años de experiencia en la producción de azúcar, melaza y energía a partir de la caña de azúcar. 

Cassa no es dueño de la tierra. La caña de azúcar la compran a productores independientes y cooperativas para procesarla y vender sus productos a nivel local e internacional. 

Las cooperativas cañeras surgieron en El Salvador luego de una reforma agraria en la década de los ochentas, la cual entregó grandes extensiones de tierra a pequeños trabajadores agrícolas, pero no les brindó formación empresarial. 

El desconocimiento en gestión administrativa de las cooperativas las condujo a un alto nivel de endeudamiento, baja productividad de la caña de azúcar y a la necesidad de vender la tierra a terceros.

Este escenario sólo conduciría más tarde a los miembros de las cooperativas a profundizar su condición de pobreza y, al mismo tiempo, a dejar de proveer a Grupo Cassa de significativas toneladas de caña de azúcar. 

Ante esta amenaza, Cassa vio la oportunidad de intervenir a cooperativas cañeras con un modelo de gestión sostenible. 

Para ello se plantearon dos objetivos centrales: transformar a las cooperativas en empresas sostenibles, competitivas y rentables; y convertir a las cooperativas en motor de desarrollo social para erradicar la mentalidad de pobreza y asistencialismo en todas las comunidades donde la empresa tiene operaciones.

“El modelo de negocio de Cassa busca no sólo la sostenibilidad de la empresa, sino convertirlo en un vehículo que contribuya al desarrollo sostenible de nuestros colaboradores y sus familias, de nuestra cadena de valor, de las comunidades cañeras y de los recursos naturales que nos regala este maravilloso país”, aseguró Fermina Cárdenas, gerente de relaciones corporativas de Compañía Azucarera Salvadoreña.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación