Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Casalco premió a DISA por aporte en alfabetizar

Constructora apoya en enseñanza de leer y escribir a empleados

Los mismos empleados de la empresa fungen como maestros para enseñar a sus demás compañeros. foto edh / César Áviles

Los mismos empleados de la empresa fungen como maestros para enseñar a sus demás compañeros. foto edh / César Áviles

Los mismos empleados de la empresa fungen como maestros para enseñar a sus demás compañeros. foto edh / César Áviles

Constructora DISA S.A. de C. V. ha beneficiado a decenas de sus colaboradores con el programa de alfabetización que la empresa implementa como parte de sus practicas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Por dicha labor fueron distinguidos por la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco) con el premio de Buenas Prácticas de RSE.

Este es el cuarto año en que la gremial realiza el reconocimiento con el objetivo de fortalecer el Código de Ética de la Industria de la Construcción para incentivar la realización de las buenas prácticas entre los agremiados de Casalco, de esta manera las empresas galardonadas también se convierten en referentes para el resto de la industria.

Para entregar el premio, la gremial evalúa todas aquellas acciones que las empresas realizan y que exceden la Ley y que van en beneficio del desarrollo de sus empleados.

Carlos Guerrero, presidente de Casalco resaltó que la entrega del premio es una muestra del compromiso de la gremial con la transparencia y las acciones éticas, que deriven en beneficio de la sociedad salvadoreña.

Casalco también creó el premio a la Ética Empresarial que tienen por objetivo reconocer el comportamiento ético de la organización y su aporte a la economía nacional.

Educar para ganar

DISA cuenta con el programa desde hace siete años, ya ha graduado seis promociones de colaboradores que aprendieron a leer y escribir, con el que se benefician los obreros.

Hasta la fecha, la empresa ha invertido unos $7 mil en el programa cada año.

Ángel Díaz, representante de DISA, comenta que en este momento tienen 35 estudiantes en clases que imparten en Antiguo Cuscatlán y otro en Quezaltepeque.

Están trabajando en la integración de otras empresas, además buscan enseñar en las comunidades donde ejecutan proyectos.

Díaz considera que el programa se puede replicar en otras empresas y de esa manera los beneficios puedan multiplicarse.

La empresa no sólo cumple con su misión de responsabilidad social empresarial, si no que en el futuro contará con personal mejor capacitado, además fortalece las relaciones interpersonales de sus empleados, que en el campo laboral son jefes y subordinados, pero que en el proceso uno enseña y el otro aprende, eso genera una mayor confianza y empatía.

Muchos de los empleados que participan en el programa, son del interior del país, "para la empresa es satisfactorio ver como la gente se pule, piensa y actúa diferente".

Luego de aprender a leer y escribir, lo obreros podrán aspirar a otros puestos, en los que podrán gozar de un mejor salario y mejores condiciones laborales.

El programa también incluye enseñanza en áreas de matemática, moral, cívica y de enseñanza para la vida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación