Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámara de Comercio: inseguridad perjudica acceso de jóvenes a un empleo digno

Violencia causa menor creación de empleos y procesos más rigurosos

La plaza de vendedor es de las más difíciles de cubrir por la inseguridad. Foto EDH / Archivo

La plaza de vendedor es de las más difíciles de cubrir por la inseguridad. Foto EDH / Archivo

La plaza de vendedor es de las más difíciles de cubrir por la inseguridad. Foto EDH / Archivo

El clima de inseguridad que vive el país reduce las oportunidades laborales que tienen los jóvenes y complica sus posibilidades de encontrar un empleo. Es una de las reflexiones que realizaron miembros de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES) y la Fundación Gloria de Kriete.

El presidente de la Cámara, Luis Cardenal, indicó que uno de los principales costos económicos que tiene la violencia es que se reduce la generación de empleo. Comparado con la cantidad de jóvenes que se gradúan de colegios y universidades, los nuevos empleos que genera el país no son suficientes para cubrir la demanda.

De acuerdo con cifras de la Fundación Salvadoreña de Desarrollo Económico y Social (Fusades), al mes de noviembre 796 mil 724 personas cotizaron al Seguro Social. Los empleos generados en 2014 son apenas el 20 % de los 44 mil 868 logrados en 2013.

Cardenal dijo que al desacelerarse la generación de empleos, los procesos de selección son más rigurosos.

Además, el efecto de la violencia en la economía genera un circulo vicioso que perjudica al empleo de los jóvenes. "Se habla de que la prevención de la violencia y el delito está en generar oportunidades... en un momento de crisis como el que tenemos las oportunidades no son fáciles de crear", comentó el presidente de la CCIES.

Crear un nuevo empleo, dijo Cardenal, tiene un costo estimado de hasta $24 mil por capacitación, prestaciones y otros recursos. Además, la misma inseguridad obliga a que las empresas sean minuciosas al investigar los antecedentes de los candidatos.

La postura fue apoyada por la directora operativa del Programa Oportunidades de la Fundación Kriete, Juana Jule. "Las empresas deben de tener diferentes canales, ser más rigurosos en sus pruebas y tener otras medidas para ir indagando a mayor detalle sobre las personas, porque todos estamos un poco desconfiados por la realidad nacional", comentó.

Luis Cardenal dijo que "creer que por decreto se van a solucionar los problemas es engañar a la gente", en referencia a iniciativas para rehabilitar pandilleros.

El líder gremial dijo que estos jóvenes deben realizar esfuerzos y capacitarse para poder optar a un trabajo. "Si no quieren abandonar las maras ¿a quién va a tener lealtad? ¿Al grupo criminal o a la empresa?", comentó.

Además, dijo, "los demás compañeros trabajadores no se sienten seguros con alguien que pertenezca a un grupo delincuencial. Estas son las realidades que vivimos", concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación