Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Calleja: “Si no logramos acuerdos de país no vamos a salir adelante”

Según lo apuntó el empresario, aún hace falta que se generen las condiciones para mejorar las condiciones económicas y sociales del país.

Carlos callejas

El vicepresidente de Grupo Calleja, Carlos Calleja, destacó ayer que El Salvador continúa esperando por la creación de empleos, crecimiento económico y oportunidades, pero que para lograr satisfacer estas necesidades, hace falta lograr acuerdos de país entre los diferentes sectores.

“El país no está logrando generar la inversión que se necesita, no se está logrando lo necesario para combatir la pobreza; la situación de inseguridad y violencia se está volviendo insoportable y el país necesita que los diferentes sectores demuestren voluntad y que busquen acuerdos nacionales para construir una visión de país”, destacó ayer el empresario.

El representante de Grupo Calleja indicó que uno de los principales problemas radica en la polarización que esta viviendo este país, misma en la que se genera mayor desconfianza.

“La costumbre es descalificar unos a otros, eso no nos va a  permitir construir El Salvador  que nuestro pueblo está pidiendo”, lamentó.

Para Calleja, con la difícil situación que se vive en El Salvador, donde las perspectivas económicas siguen a la baja, donde no se está buscando atraer inversiones, donde los indicadores económicos se han deteriorado; se debe buscar un  diálogo sincero entre la empresa privada y el Gobierno, en beneficio de la población.

“Estamos entrando en una espiral destructiva, en un circulo vicioso donde va escalando y amplificando la polarización, si eso sigue nos podemos ir por el precipicio y de allí encontrarle la vuelta para regresar va a ser difícil, yo creo que ahorita es el momento de dejar a un lado las diferencias y buscar entendimiento en esos temas de país, en temas económicos y sociales”, advirtió.

Según lo han apuntado los últimos datos del Banco Central de Reserva (BCR), el crecimiento económico del país continúa entre 2 y 2.5 %, y para este 2016 las perspectivas no son alentadoras.

El problema además de tener un bajo crecimiento económico, es que los indicadores económicos  como el de  competitividad global, el clima para hacer negocios y el de  libertad económica, siguen deteriorados y esto termina afectando no solo al Gobierno o a las empresas locales, sino a la calidad de vida de la población.

Al tener menos fuentes de inversión en el país, hay menos oportunidades de empleo para la población y esto va en detrimento de su calidad de vida y la de su familia.

De acuerdo con los datos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), apenas  4,217 personas de una multitud de 70,000 nuevos ciudadanos en edad productiva lograron encontrar un empleo el año pasado. 

Ante este panorama, el vicepresidente de Grupo Calleja reiteró que para lograr acuerdos que permitan beneficiar a los salvadoreños y mejorar sus condiciones de vida, se tiene que trabajar en un diálogo franco y sincero, y en generar la confianza entre los diferentes sectores.

“Para eso se necesita voluntad, se necesita  más humildad de parte de todos, saber que las soluciones del país van a necesitar de un balance intermedio”, acotó Calleja.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación