Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caída en precios del crudo agudiza crisis venezolana

Bancos globales advierten que se agudizará el flujo de caja e inflación

Estados Unidos ha incrementando su producción de petróleo y compra menos a países como Venezuela. foto edh / archivo

Estados Unidos ha incrementando su producción de petróleo y compra menos a países como Venezuela. foto edh / archivo

Estados Unidos ha incrementando su producción de petróleo y compra menos a países como Venezuela. foto edh / archivo

La fuerte caída en los precios del internacionales del petróleo impacta en las cuentas fiscales de Venezuela y le está complicando el entorno político al interior y su relación con los socios en el extranjero arropados en Petrocaribe.

De acuerdo con análisis de los globales, Bank Of America (BOFA) y Barclays, el país sudameriano va en camino a buscar financiamiento adicional o hacer uso de sus reservas, estimadas en $20,700 millones.

En el informe titulado "La tormenta perfecta", la firma Barclays señala que cada dólar que cae el precio del petróleo implica una merma de aproximadamente 728 millones de dólares en ingresos para Venezuela. "Esto ha aumentado la presión sobre el flujo de caja en divisas de Venezuela".

La semana pasada la cesta petrolera venezolana perdió 5 dólares para cerrar en 77,65 dólares por barril, según reporte del Ministerio de Petróleo y Minas.

Al revisar escenarios de acuerdo a la conducta del valor del crudo, Barclays señala que si los precios permanecen más cerca de los niveles actuales, con un promedio de 80 dólares el barril, y sin ajustes, el déficit en el flujo de caja en divisas sería de 38,200 millones de dólares. Lo que implicaría "una situación de alto estrés para Venezuela".

En su análisis, el al Bank Of America (BOFA) advierte que si el declive en la cotización del crudo continúa creará la necesidad de un "financiamiento adicional" por 12,000 millones de dólares.

"Estimamos que la caída en los precios del petróleo, si se mantiene, podría generar necesidades de financiamiento adicional de aproximadamente $12 mil millones, lo que requiere ajustes adicionales", dice el reporte del BOFA.

BOFA también prevé que el recorte en las importaciones llegue al sector público -aquejado ya por deudas y escasez-, aunque el Gobierno se concentrará en la compra de bienes de consumo masivo. Otra de las alternativas es el recorte de los envíos de petróleo vía Petrocaribe, que este año representan 8,000 millones de dólares.

El expresidente de la OPEP y excanciller, Humberto Calderón Berti, dijo ayer en Miami que solo los envíos a Cuba se estiman entre los $10,000 y los $12,000 millones al año.

Calderón dice que de los 2.4 millones de bdp de Venezuela cerca de otros 700,000 barriles de la producción venezolana son destinados a Cuba, a los países beneficiarios del pacto de Petrocaribe y a pagar los más de $50,000 millones en deudas con China que Venezuela ya consumió, lo que deja a la nación sudamericana con solo un millón de barriles diarios.

Para colmo, "devaluación y aumentos de precios que las autoridades han retrasado" son otras de las opciones del "menú" previsto por el BOFA ante la crisis del precio del crudo.

El Gobierno nacional ha restado importancia al bajón y ha asegurado que los precios "rebotarán". Sin embargo, el BOFA advierte que el descenso en el valor del petróleo representa un "grave riesgo" para la posición de Venezuela. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación