Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caída en las exportaciones frena meta 2016

b El sector proyectaba meta de $12,000 Mlls. para 2016

Las exportaciones han sufrido un impacto significativo durante los últimos meses, percibiendo una reducción en su crecimiento y registrando un decrecimiento de 219.4 millones de dólares menos que el año pasado.

Según Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), la meta de los exportadores era llegar a un crecimiento de 12,000 millones de dólares anuales para 2016, pero este año, hasta octubre, solo habían logrado 4,446.8 millones de dólares.

Este decrecimiento, según datos del Banco Central de Reserva (BCR), es de 4.7%, pero Cuéllar explica que en lo que resta del año se podría llegar al 5% en decrecimiento.

La gremial tenía como meta tener un crecimiento de 250 millones de dólares más que el año anterior, y esperan que para el final del quinquenio esto pueda ser de 1,000 millones de dólares más.

Sin embargo, consideran que no deberían calcular crecimiento en base a quinquenio, puesto que el crecimiento del sector debería ser a largo plazo. Fue ante esto que la gremial estableció la meta, hace diez años, de llegar a un crecimiento de 12,000 millones de dólares para 2016; pero en vista del crecimiento que ha tenido en los últimos años, están conscientes de que esto no se podrá dar.

De acuerdo con Coexport, la caída de las exportaciones está concentrada en el café, aunque también se ha percibido una reducción en el azúcar y textiles. Pero como gremial, consideran que uno de los principales enfoques que deberían tener los exportadores es darle mayor importancia a los productos no tradicionales.

"La apuesta es en productos no tradicionales, en el caso del café y azúcar, los precios dependen del mercado internacional, porque es un 'commodity (materia prima)', y son las exportaciones no tradicionales lo que debemos apoyar e impulsar, porque es lo nuestro", añadió la ejecutiva.

La ventaja de estos productos es que las empresas tienen mayor libertad de explorar nuevos y mejores mercados, pueden migrar a otros si no les resulta positivo uno, y se pueden trabajar otros factores como mejores presentaciones o mayor valor agregado.

La gremial ha discutido esto con varias empresas y han impartido recomendaciones para concientizar sobre la importancia de estos puntos. Cuéllar hace hincapié en que "para tener una estrategia exportadora que sea constante en crecimiento debemos tener algo más concertado, coordinado y en una sola línea".

La representante de Coexport reitera que el apoyo debe estar enfocado en las pequeñas y medianas empresas, quienes también participan de las exportaciones. Para esto se deben buscar formas de financiamiento competitivo o cofinanciamiento para permitir que estas puedan participar más del mercado.

Pero más allá de la consolidación de esfuerzos que se puede lograr entre exportadores, existen obstáculos más grandes que han frenado la exportación. Los problemas en aduanas y la complicada tramitología iniciaron parte del impacto a principio de este año. Coexport indica que estos problemas se están corrigiendo, pero no lo suficientemente rápido, motivo por el cual seguirán afectando al rubro.

Asimismo, el costo de la energía ha sido un elemento decisivo para el sector. En el país la energía eléctrica posee altos cargos que encarecen los costos de producción para las empresas.

Uno de los factores que más preocupación trae para la gremial es la falta de incentivos para invertir en el país. Cuéllar explica que el problema no es que las empresas se vayan de la nación, sino que en lugar de ampliar sus operaciones nacionalmente, deciden hacerlo en otro mercado, lo que implica menor inversión y generación de empleo.

Impacto del sector

El BCR, por su parte, efectuó un análisis sobre la situación que atraviesa el sector. En su informe explican que "la caída de las exportaciones está muy concentrada en el comportamiento del café, ya que sólo ese producto tuvo una reducción de $128.8 millones".

En parte, el ataque de la roya a los cultivos de café explica parte del desempeño del producto, mientras que en el caso del azúcar se observa menor volumen y menor precio promedio respecto al año anterior.

En el caso del azúcar, el bajo rendimiento fue en parte por los precios internacionales, ya que este producto y su venta está sujeta a cómo se comporta el mercado, en ese caso, no hay mucho que los empresarios puedan hacer para solventar la solución.

El BCR detalla que los bienes no tradicionales vendidos fuera del área centroamericana tuvieron un comportamiento positivo, estos registraron 1,654.4 millones de dólares hasta octubre de 2014, esto significa 52.7 millones de dólares más que en 2013, lo que podría leerse como un crecimiento de 3.3 % anual.

Pero en la región, este rubro tuvo un menor desempeño, alcanzando 1,668.2 millones, es decir, un decrecimiento de 1.9 % anual, pero, aun así, demostró un comportamiento que está mejorando debido a que en los últimos tres meses se percibió una tasa positiva de 1.9 %.

Para el sector, el principal socio comercial fue Estados Unidos, que aportó 2,048.1 millones de dólares (46.1 % del total de exportaciones). De esto, 802.7 millones de dólares correspondieron al sector maquila y 1,245.4 millones de dólares a no maquila.

Los productos tradicionales son los que más participación de mercado tienen, pero también los que más han caído.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación