Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cafetaleros, sin recibir respaldo tras erupción

En 2005, el Gobierno trajo a colombianos para tratar de rescatar el café lleno de ceniza

La ceniza del Chaparrastique cubrió el café que aún maduraba en las fincas. foto EDH / archivo

La ceniza del Chaparrastique cubrió el café que aún maduraba en las fincas. foto EDH / archivo

La ceniza del Chaparrastique cubrió el café que aún maduraba en las fincas. foto EDH / archivo

Mañana se cumple una semana desde que el volcán Chaparrastique hizo erupción y los cafetaleros aún no reciben recomendaciones de qué medidas tomar para tratar de rescatar el café que aún crecía en las fincas aledañas al cráter.

El presidente de la Asociación Cafetalera, Sergio Ticas, aseguró que el Ministerio de Agricultura solo ha estimado que al menos 1,000 manzanas estarían afectadas por la ceniza que lanzó el coloso, pero no ha emitido recomendación alguna sobre el tratamiento que deben darle a ese café.

"Los cafetaleros de la zona oriental están bien preocupados porque el MAG no les ha dicho cuáles serán las recomendaciones, que es lo más importante", declaró el representante del sector cafetalero en el país.

Muchos pobladores de San Miguel esperaban iniciar la corta de café en los próximos días para obtener ingresos extra para sus familias, pero la Dirección de Protección Civil ha pedido a los pobladores que no se acerquen, pues el volcán aún emana gases que podrían ser tóxicos para la población.

"Es obvio que no podemos pedirle a la gente que corte el café por las condiciones en las que aún está el volcán", reconoció Ticas.

Sin embargo, cree que las autoridades ya deberían haber emitido recomendaciones para tratar el café, sobre todo porque la ceniza también cayó en otras zonas más lejanas, como Santiago de María, en Usulután. "Ese café necesita otro tratamiento", indicó.

Ticas estima que entre 25 y 30 % del café de esa zona todavía no estaba cortado. "Si no se corta en las próximas dos semanas, ese café se perderá todo", señaló.

El representante del sector lamentó que la respuesta de las autoridades no sea la misma que se obtuvo en 2005, cuando hizo erupción el volcán Ilamatepec, en Santa Ana. "En esa ocasión, yo era presidente de Procafé. Llamé al secretario técnico, Ernesto Salaverría, y él llamó a un experto colombiano que nos indicó qué hacer con el café", comentó.

El Ministerio de Agricultura solo ha hecho una inspección en las zonas afectadas y ha determinado, preliminarmente, que las manzanas dañadas suman más de 1,000.

Al respecto, el mismo ministro del ramo, Pablo Ochoa, dijo que los efectos no serían significativos.

Por su parte el Consejo Salvadoreño del Café solicitó, a través de un comunicado, a todos los productores que remitan los datos preliminares de sus pérdidas para hacer una actualización de datos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación