Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cada año han salido $1,127 millones de capital por el mal clima de inversión

Las compañías han sacado su dinero e invertido en otro lugar debido a la desconfianza en el país.

Cada año han salido $1,127 millones de capital por el mal clima de inversión

Cada año han salido $1,127 millones de capital por el mal clima de inversión

Cada año han salido $1,127 millones de capital por el mal clima de inversión

El deteriorado clima de inversión que se suma a la inseguridad nacional han provocado la salida de un promedio de $1,127 millones cada año desde 2009, según datos de Fusades, elaborados con base en la Balanza de Transacciones Internacionales del Banco Central de Reserva.

Según Fusades, hasta 2007 había una entrada neta de $430 millones anuales de capital e inversión internacional que ingresaba al país, pero a partir de 2008, el dinero ha comenzado a salir de las cuentas bancarias nacionales.

Según el economista Álvaro Trigueros, la seguridad jurídica, el respeto a los contratos, las condiciones de inversión y otros aspectos han minado la decisión de muchas empresas, que contrario a mantener su dinero en El Salvador, han decidido sacarlo y llevarlo a otras naciones. "El clima de inversión es adverso", apuntó.

Pedro Argumedo dijo que esta caída en los ingresos de capital demuestran la percepción de riesgo que tienen los agentes económicos y su poco interés por colocar sus inversiones en nuestra nación.

El dato refuerza los bajos niveles de inversión extranjera directa que ha tenido el país en los últimos años. Por cuarto año consecutivo El Salvador es la nación con menos inversión extranjera del Istmo, apenas con $287 millones.

Argumedo dijo que el desafío es que se vuelva a recuperar la estabilidad macroeconómica y la confianza dada a través de un grado de inversión que le dé seguridad a los inversionistas para colocar su dinero en tierras salvadoreñas. "Las calificadoras de riesgo, desde 2009, nos han estado degradando la calificación, esto debido a los problemas de deterioro fiscal y la polarización política", declaró. "El país se ha vuelto más riesgoso y aquí debemos mejorar el grado de calificación y recuperar el grado de inversión".

El Salvador perdió el grado de inversión en 2009, un dato que el Gobierno no consideró importante en ese momento, pero que a los economistas les resulta clave para entender por qué a los inversionistas no les importa venir a El Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación