Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El cacao fino vuelve a figurar en el extranjero

La gran apuesta de los productores de cacao salvadoreños es incrementar la cosecha en cinco años y exportar.

Aspecto de una de las visitas a la finca Cuyancúa en Izalco, donde se cultiva cacao fino. Foto EDH/cortesía

Aspecto de una de las visitas a la finca Cuyancúa en Izalco, donde se cultiva cacao fino. Foto EDH/cortesía

Aspecto de una de las visitas a la finca Cuyancúa en Izalco, donde se cultiva cacao fino. Foto EDH/cortesía

"El cacao de El Salvador después de muchos años (300 más o menos) ha vuelto a figurar en el extranjero, y su producción de cacaos finos", esfuerzo del trabajo del sector cooperativo ya se destaca entre los países productores de Latinoamérica en el reciente libro de la doctora Maricel Presilla, "Gran cocina latina".

Esta deliciosa materia prima, de la cual se producen más de 250 toneladas por año, tiene un potencial de cultivo de 60 mil manzanas en el país.

Y así como el interés y su sabor trasciende fronteras también se ha apoderado de los productores nacionales como la Sociedad Cooperativa de Productores de Cacao de El Salvador (ES-Cacao) que continuará este mes con sus fincas abiertas.

"Julio promete ser lluvioso, apto para la siembra del cacao fino y de aroma", ha dicho Rafael Trigueros Hecht, presidente de esta cooperativa.

Las Fincas Abiertas comenzaron con la época de lluvia, los sábados del mes de junio y a la fecha se han sumado a la apuesta del cacao fino de aroma varios medianos y pequeños productores que confían en la alta rentabilidad de este fruto y sus bondades amigables con el medio ambiente y el suelo, aseguró Trigueros Hecht.

Hasta inicios de este año, el país ya cuenta con cerca de medio centenar de fincas que están apostando a la reactivación del cultivo de cacao y continuamente se incorporan más, confiando en la tecnología y acompañamiento que les ofrece ES-Cacao.

En El Salvador, el mismo parque cafetalero de la modalidad de bajío, que coincidentemente ha sufrido pérdidas por la roya y por la caída en los precios, es el mismo terreno que ofrece condiciones geográficas —10 a 800 msnm— para cultivar esta materia prima de alta demanda en Europa y Estados Unidos por las grandes chocolaterías finas.

Según Trigueros, el cacao fino de aroma es ahora una opción para diversificar esas fincas. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación