Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bundesbank no tan optimista con Alemania

El banco central alemán sostiene que la economía perderá dinamismo para finales del año.

La economía germana, la más grande de la Unión Europea, volverá a desacelerarse. Foto EDH / archivo

La economía germana, la más grande de la Unión Europea, volverá a desacelerarse. Foto EDH / archivo

La economía germana, la más grande de la Unión Europea, volverá a desacelerarse. Foto EDH / archivo

BERLÍN. La producción industrial y la actividad comercial en Alemania crecieron con fuerza en abril, pero el Bundesbank dijo el viernes pasado que rebajó su previsión de expansión para este año, argumentando que la economía más grande de Europa volvería a desacelerarse tras un repunte en el segundo trimestre.

El repunte en la actividad ofreció algo de ánimo a otros estados de la zona euro, los cuales cuentan con que una mayor demanda de Alemania los ayude a encontrar la salida a la crisis de la región.

Pero el banco central alemán dijo que la economía se desaceleraría considerablemente tras un sólido segundo trimestre y redujo su pronóstico de crecimiento para el 2013 a un 0.3 por ciento este año frente a una previsión anterior del 0.4 por ciento.

Para el año que viene, el banco central ve un Producto Interno Bruto del 1.5 por ciento frente al 1.9 por ciento pronosticado en diciembre.

La predicción del Bundesbank para el 2013 estuvo en línea con la del Fondo Monetario Internacional (FMI), que redujo su pronóstico para Alemania.

Sin embargo, las estimaciones difirieron de las del Banco Central Europeo (BCE), que el jueves mantuvo su visión de una recuperación gradual de la zona euro este año y aumentó su previsión de crecimiento para el próximo año.

El Bundesbank dijo que su postura menos optimista se debía "principalmente a revisiones a la baja relacionadas con el ambiente externo" y agregó que también preveía una caída en las exportaciones del 0.8 por ciento respecto al año pasado.

Economistas dijeron que los datos de comercio y producción incrementaron las probabilidades de que la economía crezca a un ritmo más veloz en el segundo trimestre, después de haberse expandido apenas un 0.1 por ciento en los primeros tres meses para evitar por poco una recesión.

La producción industrial creció inesperadamente un 1,8 por ciento en abril, mientras que las exportaciones aumentaron 1.9 por ciento y las importaciones treparon más del 2.3 por ciento, según cifras oficiales.

"Pero hay varias razones para tener cautela", dijo Jennifer McKeown, analista en Capital Economics. "Tanto la encuesta del índice de gerentes de compra del sector manufacturero como los datos de nuevos pedidos señalan estancamiento o nuevas caídas en la producción industrial para lo que viene", agregó.

Los sólidos datos de la producción en abril se deben en parte a un efecto aislado luego de que la actividad de la construcción se vio particularmente afectada por un duro invierno boreal. La producción del sector de construcción subió un 6..7 por ciento en abril, indicaron datos del Ministerio de Economía el viernes.

En tanto, cifras de la oficina de estadísticas mostraron que las importaciones de la zona euro alcanzaron en abril un crecimiento del 5.4 por ciento en lo que va del año. Eso ayudó a Alemania a equilibrar su balanza comercial con el bloque regional, un signo de lo que muchos dicen es necesario para ayudar a los países más atribulados de la región.

Por otra parte, la tasa de inflación quedará en el 1.6 por ciento en el 2013 y en el 1.5 por ciento en el 2014, según el Bundesbank, tras pronosticar en diciembre pasado un alza de los precios del 1.5 por ciento este año y del 1.6 por ciento el próximo. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación