Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bloquear señal en penales no sería solución

Operadores de telefonía expresan que zonas aledañas también perderían señal

El bloqueo de señal terminaría afectando las zonas urbanas cercanas. foto edh /

El bloqueo de señal terminaría afectando las zonas urbanas cercanas. foto edh /

El bloqueo de señal terminaría afectando las zonas urbanas cercanas. foto edh /

Con la entrada en vigencia de la Ley Antiextorsiones, las empresas de telefonía estarán atadas a tener que bloquear todo tipo de telecomunicaciones en los centros penales, granjas penitenciarias o centros de internamiento de menores para evitar la salida de llamadas telefónicas.

Bajo este marco se genera una situación delicada para las empresas de telefonía, que tendrán mucho que perder con esta normativa. Principalmente está el gasto que tendrá que hacer la empresa para dejar sin señal al centro penitenciario.

Marcelo Alemán, CEO de Tigo El Salvador, explicó que bloquear la señal no es sólo apagar una radiobase, sino que se tienen que buscar diferentes medidas, dependiendo del terreno en donde esté ubicado el penal; esto puede incluir la reubicación de radiobases, instalación de jammers (herramientas para bloquear una señal) o activar radiobases mudas, entre otros; lo cual implica un costo para las empresas.

La ley dicta que se aplicarán multas de cinco mil salarios mínimos si no se bloquea la señal de penales, y podría llevar a cancelar la concesión si se repitieran hasta cinco veces las faltas en un año.

El problema con esto es que es imposible bloquear completamente una señal. "Ni en el primer mundo se bloquea completamente una señal, porque es imposible, la señal depende de muchas cosas como la temperatura del aire, la presión, la humedad, etc. Entonces garantizar al 100 % el bloqueo es imposible, por eso decimos al gobierno que esto no es la solución final", dijo Alemán. Agregó que "esto es un pedazo (de la solución), esperamos que el Gobierno esté buscando las formas de bloquear las demás aristas del problema. Se debe de tener un plan integral y una forma de control es evitar la entrada de ilícitos a los centros penales, si no hay ningún celular, no habrá llamadas".

Además se presenta el problema de que no es posible dejar sin señal exclusivamente el perímetro del penal; también se estaría bloqueando la señal para las zonas aledañas.

"Hay prisiones que son muy céntricas, están en medio de áreas urbanas, eso implica dejar sin señal no solo al centro penitenciario sino a todas las personas aledañas, en algunos casos alcaldías, regimientos y batallones", reiteró Alemán. Lo que los operadores de telefonía han expuesto es que este tipo de medida no detendrá las extorsiones, sólo logrará que se busquen nuevos métodos para continuar extorsionando desde los penales.

Explicó que las empresas han mencionado todos los riesgos de esta acción, pero el Gobierno ha sido claro con su decisión. "Nosotros vamos a acatar (la ley), pero haremos todo el esfuerzo tecnológicamente posible para minimizar el daño a la población civil", concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación