Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BID señala retraso en puertos de Acajutla y de La Unión

Los puertos salvadoreños carecen de grúas y profundidad para recibir buques de gran calado

Acajutla tiene la profundidad requerida, pero no grúas para barcos Post-Panamax. EDH / archivo

Acajutla tiene la profundidad requerida, pero no grúas para barcos Post-Panamax. EDH / archivo

Acajutla tiene la profundidad requerida, pero no grúas para barcos Post-Panamax. EDH / archivo

Un diagnóstico elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala que las terminales marítimas de Acajutla, en Sonsonate, y en La Unión, al igual que otros 10 puertos de Centroamérica y el Caribe, no tienen la capacidad suficiente para servir los buques de gran calado que cruzarían el Canal de Panamá, una vez que concluya su expansión, al igual que otros 10 puertos.

Los dos puertos salvadoreños carecen, ya sea de profundidad para recibir barcos de gran tamaño o de grúas con las que se pueda descargar la mercadería, con eficiencia.

"Salvo por los puertos de Panamá y el de Caucedo en la República Dominicana, ninguno de los otros considerados en este estudio –bien sea en el Atlántico o en el Pacífico— estarían actualmente en capacidad de servir los buques de mayor tamaño que se espera crucen el Canal de Panamá", dice el informe.

"Los puertos de Panamá y el de Caucedo son los únicos que tienen servicios directos hacia y desde el continente asiático", destaca el informe, titulado "Diagnóstico sobre el desempeño de los puertos y estudio de conectividad portuaria en Belice, Centroamérica y la República Dominicana".

Los buques que se esperarían en el Canal de Panamá son llamados Post-Panamax, que necesitan una profundidad máxima de 15 metros y que tienen una capacidad de carga de hasta 12 mil 600 TEU (contenedores de 20 pies).

Pero el informe señala que aunque el puerto de Acajutla tiene la profundidad necesaria (de 13.5 a 15 metros), no tiene grúas que le permitan manejar directamente la carga "por lo que deben valerse de buques con grúas a bordo para realizar las descargas de los contenedores".

En esa misma condición se encuentra el puerto Corinto, en Nicaragua, Puerto Castilla, en Honduras y Puerto Barrios, en Guatemala.

Según el BID, la expansión del Canal de Panamá "seguramente creará una o más megacentrales de distribución de trayectos de carga en el océano Atlántico, por lo que requerirá que los países trabajen mancomunadamente con las líneas navieras para desarrollar una buena conectividad entre las centrales".

De los dos puertos que tiene El Salvador, solo Acajutla es el que tiene actividad constante. Cada semana recibe un promedio de 12 buques. El otro puerto, situado en La Unión (costó $190 mill.), apenas recibe un promedio de 30 buques de carga al año, mientras que el de Acajutla, recibe un promedio de 500 buques.

En lo que va del año ha recibido 213 embarcaciones, según las estadísticas oficiales.

La carencia de estas grúas en el país obliga a los buques provenientes de Asia, Europa o Norteamérica a hacer escala de abastecimiento en Panamá o Caucedo, y desde ahí la carga se traspasa a otros buques alimentadores para llegar a los otros puertos.

Este proceso aumenta mucho más el costo del embarque y por ende, el precio de los productos que se transportan.

Conectividad

Pero al equipamiento de los puertos se le suman las deficiencias en la conectividad terrestre, tanto interna como interregional.

A pesar de que la región centroamericana es pequeña, no ha logrado articularse para aprovechar mejor el comercio marítimo.

En la mayoría de los puertos se debe mejorar la conectividad terrestre entre estos y el interior de los países. Dado que la infraestructura vial y el desarrollo portuario no han sido siempre planificados de manera integrada, este es un problema que debe remediarse", señala el diagnóstico.

Destaca que la construcción de más puertos en la región no significa que ayudará a crear una red de puertos más eficiente y pone como ejemplo el caso del puerto de La Unión. Este por ahora solo adorna el horizonte.

"Si bien es cierto que para contar con una red intermodal se requiere infraestructura de transporte marítimo, especialmente puertos, esto no garantiza que por ello se vaya a desarrollar. Tómese el caso de La Unión en El Salvador, que aunque construyó infraestructura para apoyar actividades de transporte marítimo de contenedores, hasta el momento ninguna línea naviera ha decidido hacer uso de ellas. Si se quiere que la infraestructura genere valor, las líneas navieras deben utilizarla", destaca.

Proyectos

Respecto al informe, las autoridades de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (Cepa) comunicaron que de cara a la ampliación del Canal de Panamá, "el puerto de Acajutla ha orientado sus esfuerzos en recuperar las profundidades originales de construcción de los aproximadamente 1,200 metros de sus frentes de atraque, de manera de ofrecer profundidades que van desde 300, 630 y 270 metros de longitud de muelle y a 10, 12 y hasta 14 metros de profundidad.

Cepa informó que mantiene conversaciones a nivel de grandes exportadores de graneles sólidos a fin de incorporar mejoras sustanciales en los equipamientos y facilidades que permitan al puerto duplicar sus rendimientos de exportación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación