Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BFA solo ha exigido honrar los créditos

Los que prestaron menos de $3,000 y fueron afectados por sequía pueden aplicar al "Progara"

Los afectados por la sequía tienen opciones para saldar sus deudas con el banco. Foto EDH / Archivo

Los afectados por la sequía tienen opciones para saldar sus deudas con el banco. Foto EDH / Archivo

Los afectados por la sequía tienen opciones para saldar sus deudas con el banco. Foto EDH / Archivo

El Banco de Fomento Agropecuario (BFA) aclaró ayer que en ningún momento puede condonar deudas y que por el contrario solo están facilitando que los agricultores afectados por la sequía honren sus deudas o si lo consideran, puedan aplicar a una cobertura de daños a través del Programa de Garantía (Progara).

Este año, el banco otorgó $34.1 millones en calidad de créditos de avío para la cosecha de granos básicos 2014-2015. De ese total, $8.2 millones fueron reportados como pérdidas a raíz de la sequía ocasionada por el fenómeno climático El Niño, que en el caso del oriente del país acabó con casi toda la cosecha de maíz y buena parte del frijol.

Según una carta de la jefe de Información y Comunicaciones del BFA, Rosalba Asturias, "cuando se habla de honrar los créditos es cumplir con los pagos, ya sea a través de alternativas de pago (refinanciamiento) que facilite el Banco". El BFA se respalda para esto en el Decreto Legislativo 670, que avala disposiciones especiales y mecanismo de pronto pago para afectados por el fenómeno climatológico.

En caso de que un cliente deudor lo considere apropiado, puede aplicar a una cobertura por daños. En este caso "depende de que se verifique y se comprueben las pérdidas reportadas por los clientes", dice Asturias en la misiva.

La presidenta del BFA, Ana Lilian Vega, dijo en una entrevista con este periódico que "aquellos -agricultores- que tuvieron pérdidas debido a la sequía y que son préstamos menores de $3 mil, ya estamos haciendo los procesos de honra de deuda con el Progara (Programa de Garantía)".

Según las visitas de verificación de situación de pérdida que la institución financiera realizó hasta el 31 de julio pasado, la última cifra indica que las pérdidas representan $8.2 millones o el 24.3 % del total prestado.

No todos los agricultores perdieron todo. Muchos van a poder pagar parte de su deuda y otros la van a poder pagar toda. Si el préstamo es por menos de $3 mil y perdió el 100 % de la cosecha, la honra es total, ha explicado la titular de la entidad bancaria.

Según Vega, las pérdidas en créditos que suman $8.2 millones están siendo respaldados -previos análisis de daños- por el Programa de Garantía Agropecuaria (Progara), que funciona con fondos del Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal), que busca resguardar a pequeños productores y empresarios, y reducir sus riesgos crediticios y los de los bancos que otorgan los préstamos. Cuando interviene el Progara, los deudores del BFA pasan a deberle al Bandesal que es el dueño del seguro.

El año pasado, los préstamos que entregó el BFA a los agricultores, campesinos individuales, pequeños empresarios o cooperativas, sumaron más de $35 millones y, según las cifras preliminares, para este 2014 la cifra será menor. -EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación