Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BCR detectó 5,721 billetes falsos hasta julio de 2015

La mayoría de los billetes falsos son una copia doble con scaner a color que se asemejan a los originales.

BCR billetes

César Fuentes, jefe del Departamento de Tesorería del Banco Central de Reserva. | Foto por Karen Molina

El Banco Central de Reserva (BCR) ha sacado de circulación 5,721 billetes falsos, entre enero y julio de este año, por un monto equivalente a $100,548,  según confirmó el jefe de departamento de Tesorería de la institución, César Fuentes. 

Desde la dolarización (2001) hasta la fecha el BCR ha detectado un total de 94,062 billetes falsos por un monto de $1.4 millones. 

La mayoría de los billetes falsos son una copia a tinta chorro (scanner a color) que aparentemente son reales, pero que no cuentan con ninguna de las medidas de seguridad que el BCR establece como válidos. 

Afortunadamente el número de billetes falsos es menor al del año anterior pues en el mismo periodo del año pasado se contabilizaron más de 6,022 billetes falsos que lograron llegar a manos del BCR, después que los usuarios lo reportaban como falso en los bancos comerciales del país. 
Sin embargo, Fuentes asegura que los ciudadanos deben estar alertas a cualquiera de las medidas de seguridad exigidas pues los falsificadores siempre se las ingenian para hacer parecer reales los billetes que circulan en el país. 

“En realidad este es un delito bastante controlado, pero la gente tiene que estar siempre alerta”, dijo el funcionario. 

De acuerdo con el jefe de Tesorería del BCR, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos está constantemente mejorando sus sistemas de calidad para evitar la falsificación. 

Entre las medidas más comunes están la marca de agua que tiene cada billete y que solo es visible al acercarlo a la luz. Cada billete también tiene su hilo de seguridad, que varía de color de acuerdo con la denominación del billete. También está la carrasposidad que es sensible en el traje de cada uno de los presidentes de los Estados Unidos que distinguen cada billete. 

Los billetes más falsificados son los de $10, $20 o $50, que tienen una baja denominación y en los que la gente no repara que pueden ser falsos. 

Por eso mismo muchos negocios han tomado medidas propias para no aceptar billetes de alta denominación que puedan generarle costos a sus empresas. 

“Lo que estamos tratando de hacer es educar más a la gente y los negocios para ir eliminando poco a poco esos rótulos de ‘no se aceptan billetes de $50 y $100’”, indicó. 

Cada billete falso que llega a manos de los bancos comerciales es reportado y enviado al BCR, que levanta un acta por cada uno y que a su vez informa a la Policía Nacional Civil y a la Fiscalía General de la República para que éstos investiguen y puedan dar con los responsables. 
De acuerdo con Fuentes, cada mes reportan entre 40 y 50 billetes falsos. 

Y no solo se falsifican billetes. Fuentes dijo que también saben de casos en los que las personas han pintado de dorado las monedas de $0.25 para hacerlas parecer como de un dólar.

Actualmente hay $72 millones de monedas de un dólar en circulación. Éstas sustituyeron a los billetes de dólar en 2012. En monedas de $0.25 hay un aproximado de $46 millones en circulación. 

El delito de falsificación de billetes tiene una pena de entre 6 y 10 años de cárcel, según el Código Penal salvadoreño.

Por eso mismo el BCR ha incrementado sus programas de educación financiera a través de capacitaciones tanto a ciudadanos comunes como a cajeros y personal que maneja dinero en efectivo. 

Ojo con los billetes manchados o rotos
Otro de los problemas en los que el BCR hace hincapié a los consumidores es en el cuidado de los billetes pues muchos de los que circulan en el país se manchan o se rompen. 

“Los billetes no deberían ser manchados, engrapados o mojarse pues eso dificulta comprobar las medidas de seguridad”, dijo el experto. 

Pero si uno de esos billetes maltratados llegara a sus manos, puede cambiarse por uno nuevo en los bancos comerciales. 

El artículo 40 de la Ley Orgánica del Banco Central de Reserva indica que la institución podrá cambiar los billetes mutilados o deteriorados por medio de los bancos del sistema. 

Fuentes explicó que para que este cambio sea válido, el billete tiene que tener visible el número de serie y la denominación del billete. “Si mide más de la mitad y cumple con esas medidas, el billete tiene valor”, dijo. 

Fuentes reconoce que muchas personas llegan a las oficinas del BCR a solicitar un cambio de billete viejo por uno nuevo, pero recordó que sus oficinas no hacen este trabajo, e instó a los bancos a que acepten los billetes maltratados y reporten los falsos al BCR.

Los billetes no deberían ser manchados, engrapados, mojarse porque puede dificultar las medidas de seguridad, César Fuentes, jefe del Departamento de Tesorería del BCR
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación