Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Barril de crudo podría bajar a los $30 en 2015

b Bancos estadounidenses pronostican que los precios seguirán bajando este año

Los precios regularán el abastecimiento de crudo. foto edh

Los precios regularán el abastecimiento de crudo. foto edh

Los precios regularán el abastecimiento de crudo. foto edh

El futuro de los precios del barril de crudo continuará hacia la baja posiblemente llegando a los $30 por barril, en el corto plazo, antes de que los precios se incrementen nuevamente, según indicó el banco estadounidense Goldman Sachs.

De acuerdo con dicho análisis, "los precios del combustible necesitan permanecer bajos por mucho tiempo más para reducir la producción y poner fin a un sobreabastecimiento global".

Jeffrey Currie, jefe analista de Goldman Sachs, explica que la disminución de precios de crudo en los últimos seis meses llegará a equilibrar el mercado. En estos meses, el barril Brent ha caído casi 60 %, situándose a precios por debajo de los $50 por barril, similarmente se ha visto con el barril de West Texas International (WTI), referente para el continente americano.

Hace unas semanas, el banco habían pronosticado que el precio del barril de crudo volvería a subir para 2015, logrando los $83.75 en el barril de Brent y $73.75 para el de WTI; sin embargo, el banco anunció ayer un nuevo pronóstico, informando que el Brent se mantendrá en $50.40 por barril y el WTI a $47.15.

Se considera que para 2016 habrá un repunte en los precios, pero estos seguirán siendo más bajos de los esperado. El análisis de Goldman Sachs establecía que 2016 habría un precio de 90 dólares para el Brent y 80 dólares para el WTI, pero ahora pronostican que estos se cotizarán en 70 dólares (Brent) y 65 dólares (WTI) por barril.

"Aunque la historia sugiere que un incremento de las reservas llevaría a que los precios bajaran de los $35, nosotros creemos que al evitar una ruptura en la capacidad de las reservas, el mercado se mantendría en precios alrededor de lo $40, potencialmente bajando un poco de este precio, el cual vemos como un ciclo bajo de precios", reitera el informe.

En seis meses los precios han experimentado una disminución de 54 % y las inversiones en petróleo han aumentado 1%. Analistas de Wall Street explican que la caída de precios ha sido un beneficio para los consumidores de combustibles y para las empresas que han encontrado una baja.

Sin embargo, analistas de Morgan Stanley explican que estos beneficios tienden a ser ignorados por inversionistas que han decidido detener sus inversiones debido a que han bajado los precios, cuando deberían ver los potenciales que trae la baja de precios.

Andrew Sheets, analista de Morgan Stanley, expresó que "los precios bajos son inequívocamente positivos para el crecimiento global, moviendo riqueza de aquellos países que son más propensos de salvar a aquellos que son más propensos en su consumo".

Añadió que "mientras hay efectos negativos (menor inversión de capital en petróleo), nosotros consideramos que son mínimos en relación a los positivos".

La disminución de precios ha llevado a expectativas de menor inflación, expresó el analista del banco estadounidense, pero también se ha generado debilidad en el rendimiento y créditos de algunos mercados emergentes, llevando a menor inversión por parte de esto.

Una nueva caída

Los precios internacionales del petróleo tuvieron ayer una fuerte caída, cercana al 5 %, y alcanzaron los niveles de hace casi seis años, en medio de nuevas señales que anticipan descensos aún mayores en el valor del crudo.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo intermedio de Texas (WTI) para entrega en febrero cerraron ayer con un descenso del 2.29 dólares, o un 4.7 %, hasta alcanzar un precio de 46.07 dólares el barril.

Con ese descenso, el precio del WTI, de referencia en Estados Unidos, ha perdido un 13.5 % desde el comienzo del año y llega al nivel más bajo desde de abril de 2009.

La caída fue aún mayor en el crudo Brent, de referencia en Europa y en los mercados globales, que terminó hoy en el mercado de futuros de Londres con una caída del 5.34 %, hasta alcanzar los 47.43 dólares el barril.

El desplome de ayer fue atribuido por los analistas a informes de los grupos financieros Goldman Sachs y Société Général que el domingo y el viernes pasado, respectivamente, revisaron a la baja sus pronósticos sobre el precio para este año.

Goldman Sachs pronosticó un promedio anual de 47.15 dólares el barril del crudo WTI para este año, muy por debajo de los 73.73 dólares de su último cálculo, pero sólo para el segundo trimestre de este año prevé que el promedio sea de 40.50 dólares el barril.

Société Général, por su parte, redujo de 65 a 51 dólares el barril, en su pronóstico del precio promedio del WTI para este año.

Los precios internacionales del crudo comenzaron a caer de una forma pronunciada a fines de septiembre pasado y el desplome se agudizó después de una reunión que celebró el pasado 27 de noviembre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

En esa reunión la OPEP decidió mantener su producción en los actuales niveles, unos 30 millones de barriles diarios, a pesar de que algunos miembros, como Venezuela, estaban pidiendo una reducción para equilibrar los precios internacionales del petróleo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación