Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Barrientos desmiente a Arene por La Unión

Confirmó que este gobierno no dejará la concesión

El Puerto La Unión es un activo público que lejos de generar dividendos está restando utilidades al país. FOTO EDH /ARCHIVO

El Puerto La Unión es un activo público que lejos de generar dividendos está restando utilidades al país. FOTO EDH /ARCHIVO

El Puerto La Unión es un activo público que lejos de generar dividendos está restando utilidades al país. FOTO EDH /ARCHIVO

Luego de dos días en el cargo de presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Hugo Barrientos, contradijo a su antecesor e indicó que muchos procesos relacionados con la concesión del Puerto de La Unión aún no están listos, por lo que se necesita una mayor revisión de las bases de licitación antes de anunciar el concurso público para definir la empresa que operará el caro y desgastado proyecto.

Por ello indicó que el pasado lunes, en reunión de Junta Directiva, se recibieron los últimos documentos al respecto, los cuales se revisarán y se someterán a aprobación entre esta y la próxima semana, detalló el funcionario.

"No están terminadas ni aprobadas las bases. El problema es que CEPA todo lo ha recibido de forma parcial en los últimos meses, por lo que es lógico que el proceso se alargue", recordó Barrientos.

A esto hay que agregar que luego de la aprobación de las bases y el contrato, la autónoma debe mandar la documentación y recibir no objeciones ante la Autoridad Marítima Portuaria (AMP) y los organismos internacionales como la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), lo cual conllevará entre dos o tres semanas más de espera.

"No se porque el expresidente Alberto Arene dio fechas (en entrevista televisiva) cuando, según la lógica de la licitación, el contrato se debe de hacer con toda la documentación previa", valoró.

Vía Twitter, @albertoarene dijo el martes 25, posterior a la entrevista, que "En el gobierno de #PresidenteFunes hicimos la tarea, corresponde al nuevo gobierno adjudicar el Puerto de La Unión".

El problema en canal de acceso de la terminal marítima es uno de los factores que aun no queda claro, debido a que se desconoce si se entregó el estudio de batimetría por parte de la firma japonesa Echo y si el azolve es aun mayor de nueve metros de la superficie.

"Sabemos que el problema del canal es serio y es quizá el principal punto en la discusión con las empresas navieras que precalificaron. Pero no está claro cuánto puede costarle a CEPA este trabajo o si las firmas pueden asumir el costo, algo que tendría que estar detallado en el contrato que se aprobará", explicó Barrientos.

Agregó que el consultor que asesoró a CEPA (la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial) "entregó de forma parcial" sus propuestas.

"La concesión no será otorgada por este gobierno, vamos a dejarla en licitación. Es algo de país y no va a parar con el cambio de gobierno", sentenció el presidente.

El expresidente Arene dejó el proceso en la precalifación de las firmas SAAM Puertos S. A., de Chile; Group Maritime TCB, de España; International Container Terminal Services Incorporated, de Filipinas; y Bolloré Port and Logistics, de Francia.

Barrientos no quiso anunciar fechas concretas, pero agregó que cada uno de los gerentes y directores de CEPA están ultimando detalles de las bases para dar luz verde a la redacción del contrato. CEPA tiene varias tareas pendientes, incluyendo la ampliación del aeropuerto, la entrada en operación del ferry entre La Unión y Nicaragua y la reactivación del ferrocarril.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación