Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bancos reservarán 2 % más de sus depósitos por clima preelectoral

La medida de contingencia respalda a los bancos ante la posibilidad de un retiro masivo de dinero

Los bancos deberán entregar $20 millones por quincena al BCR como una medida precautoria. Foto EDH / archivo

Los bancos deberán entregar $20 millones por quincena al BCR como una medida precautoria. Foto EDH / archivo

Los bancos deberán entregar $20 millones por quincena al BCR como una medida precautoria. Foto EDH / archivo

Los bancos comerciales y cooperativas establecidos en el país reservarán 2 % más de sus depósitos como una medida precautoria ante el clima electoral que ya está en marcha.

Este porcentaje sumaría unos $209 millones, que servirían de garantía ante un posible retiro masivo de los depósitos, que pudieran estar ligados a los resultados electorales.

Según la ley, los bancos deben guardar un 20 % de sus pasivos (la mayoría de ellos depósitos), que juntos suman aproximadamente $2,200 millones requeridos para hacer frente ante cualquier fuga de dinero.

Pero la incertidumbre que podrían generar los nuevos resultados electorales aumenta los riesgos y por tanto las autoridades quieren que el colchón sea mayor.

"Esta es una medida precautoria, porque al no tener una política monetaria, tenemos que tener un colchón para responder por los depósitos", indicó la presidenta del Banco Central de Reserva (BCR), Marta Evelyn de Rivera.

La decisión fue tomada hace varias semanas por el comité de normas del BCR y por el comité de estabilidad financiera en el que también participa la Superintendencia del Sistema Financiero.

Según la disposición, los bancos deberán trasladar las reservas al BCR en forma gradual, enviando cada quincena un décimo de ese 2 % que equivaldría a $20 millones.

La medida entró en vigencia desde el pasado 17 de julio y se mantendrá hasta las últimas semanas de junio de 2014, cuando hayan pasado las elecciones y se conozca quién administrará al Gobierno.

Eso sí, los bancos no podrán utilizar este dinero para otorgar créditos u otros productos bancarios pues la medida de reserva es obligatoria.

Al respecto, la directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), Marcela de Jiménez, respondió que esta era una medida para la cual ya estaban preparándose pues ya se había hecho lo mismo con dos elecciones anteriores.

"La industria estaba esperando esta disposición para la que ya se preparaba", dijo De Jiménez.

Prevé, además, que el 2 % no afectará las operaciones bancarias pues aseguró que el sistema financiero está muy líquido y que no hay peligro de quedar insuficientes de fondos, en caso que las circunstancias lo ameritaran.

En otras elecciones

Esta es la tercera vez que el BCR impone a los bancos comerciales esta medida contingencial. En 2004, el BCR le pidió a los bancos que reservaran 3 % en efectivo y otro 6 % en activos líquidos.

Para la elección presidencial de 2009, el BCR volvió a pedirles que incrementaran sus reservas de liquidez solo en 3 % adicional en efectivo.

"En las anteriores elecciones no ha pasado nada, pero tenemos que proteger a los depositantes", reiteró la funcionaria.

El analista económico de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Pedro Argumedo afirmó que el aumento del 2 % de las reservas es un costo de la incertidumbre preelectoral. "Toda incertidumbre eleva los riesgos y también los costos porque el Gobierno tiene que ver cómo incluye medidas que mitiguen ese riesgo", indicó el economista.

La ventaja es que la industria bancaria está lo suficientemente líquida para soportar una posible fuga de capitales.

"Los bancos, además de la liquidez, también tienen sus planes de liquidez, manejan excedentes de liquidez", indicó Luz María Serpas de Portillo, también del área económica de Fusades.

De Rivera explicó que esta vez el porcentaje fue más bajo debido a que las pasadas experiencias les han indicado que los retiros de depósitos no son significativos y además, porque en estos momentos la banca está completamente sana, con suficiente liquidez.

Según los datos de la Superintendencia del Sistema Financiero, hasta el 9 de abril de este año la reserva de liquidez requerida era de $2,159 millones, pero la constituida por los bancos era de $2,316 millones con lo cual tenían un excedente de $156 millones.

"Ellos (los bancos) ya tienen de un 2 a un 4 % adicional que han reservado voluntariamente, así que consideramos que esta medida no afectaría en nada sus reservas. No es una medida que los bancos no puedan manejar", indicó la presidenta del BCR.

Sin embargo, sí se ha reportado un movimiento que, aunque tampoco ha sido grande, demuestra lo susceptible que se puede convertir el factor electoral en las decisiones de los usuarios bancarios.

Según datos analizados por Fusades, en las elecciones presidenciales de 2009, los depósitos registrados el 13 de marzo (dos días antes de la elección) disminuyeron $27 millones respecto a la semana previa. Luego, el 20 de marzo, posterior al día de la elección, los depósitos disminuyeron en $61 millones, pero en la semana siguiente (27 de marzo) volvieron a subir a $91 millones.

"Sí hay un ruido electoral", señaló Argumedo. "La incertidumbre en un periodo electoral se mantiene estable en la medida que los candidatos dan muestra de un sistema sólido", dijo.

De Jiménez dijo, al respecto que los depósitos crecieron 3 % entre diciembre 2008 y diciembre 2009 y que, los depósitos a plazo disminuyeron por tres años consecutivos (2008-2011) por lo que no cree que este comportamiento esté definido solo por las elecciones y más bien, cree que son parte de la dinámica normal del mercado.

Por su parte, De Rivera aseguró que aunque no hubo un retiro masivo de depósitos, sí hubo un cambio de depósitos a plazo hacia los depósitos a la vista, con lo cual los ahorrantes pueden disponer con más facilidad de su dinero, cuando quieran.

Según sus datos, en las dos elecciones anteriores, entre 50 y 70 % de los depósitos a plazo se convirtieron en depósitos a la vista.

Tasas de interés

En cuanto a las tasas de interés de depósitos y créditos, Marcela de Jiménez aseguró que no prevén ningún incremento. "Si los depósitos continúan creciendo y básicamente no se afecta la liquidez del mercado tampoco se afectarán las tasas de interés", indicó la experta bancaria. El nivel de depósitos creció 1.7 % a junio de este año respecto a junio de 2012.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación