Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bancos endurecen requisitos créditos a los caficultores

Productores se quejan de que incluso les han negado fondos

El sector cafetalero también teme que los precios sigan cayendo. Foto EDH / archivo

El sector cafetalero también teme que los precios sigan cayendo. Foto EDH / archivo

El sector cafetalero también teme que los precios sigan cayendo. Foto EDH / archivo

Además de enfrentarse a una aguda plaga de roya y a la caída de los precios internacionales del café, varios productores cafeteros aseguran que han comenzado a lidiar con el endurecimiento de las condiciones para obtener créditos de avío.

Cooperativas de productores consultadas aseguraron que frente a la pérdida de 400,000 quintales de la producción del grano debido a la plaga de roya, los bancos se han vuelto estrictos con el sector por el temor de que estos no tengan la capacidad de honrar los préstamos que les otorgan para darle mantenimiento a las fincas cafetaleras mientras llega la cosecha.

"Están pidiendo más requisitos, más estudios y, en parte, tienen justa razón, porque nos van a dar más dinero y necesitan que se les devuelva", aseguró Carlos Riera, presidente de la cooperativa Cuzcachapa.

La asociación ha solicitado tres créditos de avío —dos a instituciones financieras privadas, que representan el mayor monto, y uno al Banco de Fomento Agropecuario— para producir alrededor de 120,000 quintales.

Riera detalló que los bancos están ofreciendo como máximo $60 por cada quintal de café, lo que para la santaneca Cuzcachapa significaría compromisos por un poco más de siete millones de dólares, que serían repartidos entre los más de mil socios.

Para aquellos que han gestionado por su cuenta los créditos de avío, y no bajo el apoyo de la cooperativa, vender su producción a futuro es una de las exigencias hechas por los bancos para garantizarse el pago del crédito, explicó el presidente de la cooperativa.

Por el momento, Riera explicó que la cooperativa ha comenzado a otorgar a sus socios fondos propios para que trabajen en el mantenimiento de sus fincas.

Mientras Cuzcachapa atraviesa los obstáculos para lograr financiamiento, otras cooperativas, como la de Ciudad Barrios de R.L., por ejemplo, reducirá el monto solicitado, aseguró su director ejecutivo, Héctor Trejo.

El representante de más de 225 productores de San Miguel explicó que el plazo de un año otorgado por los bancos para cancelar los créditos es inviable en estos momentos para los caficultores, quienes no verán cosecha después del ataque de la roya.

La solicitud rondará los dos millones de dólares, $1.5 menos que el promedio de periodos anteriores.

Incluso se sabe de productores, con buen récord crediticio, que en años anteriores obtenían créditos inmediatos, ahora se les han negado o se les han alargado los trámites.

Pero en medio de las quejas hay excepciones. El representante de la ahuachapaneca Coausoles, José Magaña, afirmó que su trámite con un banco estatal ha marchado con normalidad y bajo las mismas condiciones, aunque dijo que la banca privada es la más rigurosa.

Nora López, presidenta del BFA, aseguró que al menos en la institución que preside tienen planeado colocar $12 millones en créditos de avío. Al 31 de marzo pasado habían otorgado tres préstamos que sumaban $9,000.

Más plazo para créditos

Para el presidente de la Asociación de Beneficiadores y Exportadores de Café (Abecafé), Carlos Borgonovo, el efecto de la roya en los créditos era de esperarse debido a que el país estaría ante su peor cosecha en los últimos años, y eso desequilibraría las finanzas de muchos productores y pondría más cautelosa a la banca.

Recalcó, sin embargo, que ante esa cautela de las instituciones financieras, el sector público y el privado deben acordar una estrategia de financiamiento que le permita a los cafetaleros créditos de avío a más de un año plazo, porque aquellos productores que receparán sus fincas, por ejemplo, no verán cosecha por lo menos sino hasta dentro de dos o tres años.

El empresario explicó que se reunieron con el viceministro de Agricultura hace un mes y acordaron que él los convocaría nuevamente para discutir medidas. "Aquí se necesitan de líneas de mediano plazo para contrarrestar la baja de cosecha causada por la roya. Eso solo para levantar las fincas de café y que regresen a como estaban antes. Adicionalmente hay que platicar de cómo renovar el parque cafetero", dijo.

Plaguicidas no llegan

A un mes de que el Gobierno anunciara la entrega de paquetes para combatir esa plaga y nutrir los cafetales, las cooperativas consultadas coincidieron en que no ha llegado a manos de los productores la ayuda prometida.

Riera aseguró que "eso es pura política y paja. Aquí no ha venido eso", recalcó. "Yo solo he oído que lo van a dar y aquí nunca llega".

"No sé dónde los hayan repartido. El Gobierno ha salido anunciándolo, pero nosotros no hemos visto nada en concreto ni nos han llamado a una reunión", aseguró el representante de la Cooperativa Ausoles (Coausoles).

La dotación consistiría de un fungicida sistémico, un fungicida de contacto y un fertilizante foliar, que servirán para prevenir, combatir y eliminar por completo la roya y otro tipo de amenazas en los cultivos.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Ochoa, dijo esta semana que la entrega comenzaría en la primera quincena de abril, pero la cooperativa Santa Adelaida no sabe de esos planes, a pesar de que fue notificada de que sería un centro de entrega de paquetes, explicó su representante, Rafael Melgar, quien añadió que existe riesgo de que nuevos brotes se contagien.

Sigue la caída de precios

Los precios del café tampoco han ayudado a los productores a contar con más recursos para combatir la enfermedad del cafeto. Solo este año los precios han disminuido en un 20%, afirmó el presidente de la cooperativa Cuzcachapa.

Un estudio del Central American Business Intelligence (CABI), con sede en Guatemala, afirmó la última semana de marzo que la caída en los precios internacionales era un problema incluso mucho más grave que la misma roya para los caficultores del Istmo. "En el 2011, el precio del café tuvo un máximo de $337 y hoy estamos alcanzando mínimos de $132.05. Esa caída es de casi el 60%", dijo Stephanie Moll, consultora de la organización. Según el CABI, durante el 2013, el precio del café oscilará entre $135 y $145, y a fines de 2014 llagaría a $160 el quintal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación