Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Banco Mundial sugiere reducir la deuda para afrontar bajo crecimiento

El organismo llama a los países a reconstruir sus presupuestos

El Banco Mundial dice que hoy es la oportunidad para reducir subsidios e invertir en infraestructura. FOTO EDH/ARCHIVO

El Banco Mundial dice que hoy es la oportunidad para reducir subsidios e invertir en infraestructura. FOTO EDH/ARCHIVO

El Banco Mundial dice que hoy es la oportunidad para reducir subsidios e invertir en infraestructura. FOTO EDH/ARCHIVO

El Grupo del Banco Mundial sugiere en su reciente informe "Perspectivas Económicas Mundiales" que países en desarrollo, como El Salvador, deben preparar sus finanzas públicas para enfrentar una posible contracción de la economía, amenazada por débiles perspectivas de exportación, alza en las tasas de interés y la sensación de fragilidad en el mercado financiero.

El bajo precio del combustible a nivel internacional es una de las alternativas con las que el Banco señala que se puede mejorar.

Como dirían los salvadoreños: hay que ahorrar ahora que se puede para estar preparados cuando lleguen los malos tiempos.

El organismo señala que deben hacerlo sobre todo los países con menos margen fiscal o aquellos que han aumentado su deuda privada en los últimos años, tal como ha ocurrido en El Salvador.

"Debido a que el llamado efecto multiplicador fiscal ahora es más débil en muchos países en desarrollo, estos deben reconstruir su presupuesto a mediano plazo a un ritmo que estará determinado por las condiciones específicas de cada país.

"No obstante, muchas naciones en desarrollo cuentan hoy con menos espacio fiscal que antes de 2008, puesto que usaron el estímulo fiscal durante la crisis financiera global. Y en algunos de ellos, los niveles de deuda privada han aumentado en forma significativa en los últimos años.

En El Salvador, la deuda total aumentó en más de $5,000 millones solo en el quinquenio del expresidente Mauricio Funes, entre 2009 y 2014.

Economistas y tanques de pensamiento atribuyeron este aumento a la entrega de subsidios y otras ayudas estatales sin contar con los ingresos suficientes para hacerlo.

En ese sentido, el Banco Mundial asegura que la caída del precio del petróleo a nivel internacional es una buena alternativa para mejorar las finanzas públicas. "Como es probable que el petróleo se mantenga barato durante un tiempo, los países importadores deberían reducir o incluso eliminar los subsidios a los combustibles y reconstruir el espacio fiscal necesario para llevar a cabo esfuerzo de estímulos en el futuro.

Sin embargo en el caso de diversos países importadores de petróleo, la baja en el precio del crudo es una alternativa para mejorar la posición fiscal con mayor rapidez de lo que hubiera sido posible antes de mediados de 2014.

En noviembre del año pasado, cuando el barril del combustible a nivel internacional se cotizaba en $78, se estimaba que el Gobierno salvadoreño se ahorraría al final del año un promedio de $300 millones que bien podría usarse para otros gastos.

Ahora que el precio del petróleo se cotiza a $48, el Gobierno ha estimado que el ahorro será de $400 millones.

Subsidios no cambian

El Ministerio de Economía es una de las carteras de Estado que ya está percibiendo ahorros por el bajo precio del combustible pues ahora está entregando menos dinero en concepto de subsidio a los consumidores del gas propano.

Después de entregar una ayuda estatal que rondaba los $10 y $11 por familia en marzo de 2014, el Minec ha pasado a entregar $4.60 en enero de este año. No obstante, el ahorro que está teniendo la institución se sigue gastando en más subsidios.

De acuerdo con declaraciones de la viceministra de Economía, Luz Estrella Rodríguez, se han hecho nuevas incorporaciones al subsidio al gas propano.

Este fin de semana, durante un evento público del presidente Salvador Sánchez Cerén, la funcionaria entregó 71,000 tarjetas solidarias, de las cuales dijo que la mayoría eran nuevas incorporaciones.

Otra de las instituciones con ahorros es la CEL, pues la energía bajará de precio.

"En ese sentido, a las economías emergentes les vendría bien invertir en infraestructura y apoyar sistemas sociales vitales para reducir la pobreza. Tales medidas pueden aumentar la productividad a futuro y reducir el déficit fiscal a largo plazo", señaló Kaushik Basu, vicepresidente superior y economista principal del Banco Mundial en el informe.

De acuerdo con el organismo, mejorar las finanzas en este momento podría ayudar mucho a mejorar el crecimiento económico y estar preparados ante los malos tiempos. "La recuperación de las reservas fiscales brindará el espacio necesario para apoyar la actividad en épocas de estrés económico", destaca.

"En este momento, la necesidad de contar con reservas fiscales adicionales es mayor, puesto que las perspectivas de crecimiento son inciertas, hay escasas alternativas en materia de políticas y posiblemente, condiciones financieras más ajustadas en todo el mundo", concluyó Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación