Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Banca en dificultades por impuesto a transacciones

La banca aplicará la ley pero lo harán con base en los recursos que tienen hasta hoy

Armando Arias, presidente y Marcela de Jiménez, directora ejecutiva de ABANSA, dieron conferencia de prensa ayer por la tarde.

Armando Arias, presidente y Marcela de Jiménez, directora ejecutiva de ABANSA, dieron conferencia de prensa ayer por la tarde.

Armando Arias, presidente y Marcela de Jiménez, directora ejecutiva de ABANSA, dieron conferencia de prensa ayer por la tarde.

Los bancos, cooperativas y sociedades de ahorro y crédito se enfrentan desde ayer al enorme reto de retener impuestos, sin saber si quiera cómo hacerlo, pues la Dirección General de Impuestos Internos del Ministerio de Hacienda publicó hasta ayer el instructivo que les dicta la forma para cobrar el impuesto y aplicar las exenciones.

"Hasta hoy estamos conociendo las leyes que tenemos que aplicar", dijo el presidente de la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA), Armando Arias.

La Ley de Impuestos a las Operaciones Financieras, que se aprobó en un madrugón en la Asamblea Legislativa fue publicada hasta el viernes por la tarde en el Diario Oficial y el instructivo fue revelado hasta ayer, solo en un periódico de circulación nacional, cuando la ley exige que sea en al menos dos.

En el primer día de entrada en vigencia la ley, Arias explicó que quedará a criterio de los bancos el mecanismo para retener el impuesto.

Muchos, posiblemente, lo hicieron de forma manual y otros lo cobrarán en los próximos días, por lo que para muchos usuarios la retención será visible en sus estados de cuenta seguramente, al finalizar el mes.

"Cada banco está viendo su propia manera de aplicar la Ley. Hemos tratado de no afectar ninguna transacción", agregó.

"Los bancos aplicarán la ley", dijo Arias. Sin embargo no dudó en aclarar a la población que estos trámites tomarán más tiempo pues una ley con tantas exenciones, debe aplicarse con cuidado.

"Para la banca una de las grandes dificultades será manejar todas esas exclusiones que dice la ley", señaló.

Sistema informático y cuentas especiales

De hecho, el reglamento que fue publicado ayer en un solo periódico nacional indica, entre otras cosas, que los bancos deberán identificar las operaciones exentas a través de sistemas informáticos.

"Eso es lo que hemos estado diciendo y por eso necesitamos tiempo porque no es fácil ajustar un sistema informático ", señaló Arias.

Además el instructivo establece la creación de cuentas especiales y modelos de declaración jurada que tendrán que adjudicarse a los usuarios del sistema financiero para que estos puedan justificar las exenciones de impuestos, que son más de 16 en la ley.

"Las cuentas especiales no están abiertas. Esto es de lo que más nos preocupa porque son decenas de miles de cuentas que tenemos que habilitar o que abrir", dijo Arias.

Solo en este trámite el representante bancario estima que un banco tendrá que tardar entre 20 minutos y una hora.

Con estas cuentas, los usuarios del sistema financiero podrían estar exentos de pagar el impuesto. Eso, sin contar que cada transacción tiene su propia dificultad.

También se crea una constancia de retención de impuestos al cheque y las transferencias electrónicas, y para la retención del impuesto al control de la liquidez.

Es decir, que si usted hace transacciones en efectivo (retiros y depósitos) que sumen más de $5,000 al mes, debe justificarlos en una constancia en la que se detallan las operaciones.

Si es una remesa, una transacción local, un pago con tarjeta, un cheque, etc., todo deberá acreditarse a través de cuentas y constancias especiales si se quiere gozar de las exenciones.

Según la ley, las operaciones que sobrepasen los $1,000 deberán pagar 0.25% de impuesto. El tributo también aplicará para las transacciones en efectivo que superen $5,000 en el mes.

¿Cómo vamos a hacer con tantas transacciones?, se preguntó preocupado el representante bancario.

Serán los bancos quienes dispongan de la forma en cómo se retendrán estos impuestos.

"A muchos colaboradores se les pedirá ir a trabajar fines de semana para tratar de ponerse al día", reconoció Arias, respecto al arduo trabajo que les corresponderá hacer.

Arias aún tiene la esperanza de que el Gobierno recapacite y se pueda prorrogar la entrada en vigencia de esta ley. Sin embargo también reconoce que el mismo presidente Salvador Sánchez Cerén dijo el fin de semana que no darán más plazo a los bancos.

Por su parte, el partido ARENA presentó la semana pasada una pieza de correspondencia en la que solicitan que los bancos retengan el impuesto a partir del 1 de enero de 2015.

Vienen las demandas

Mientras el impuesto sigue su curso, la Corte Suprema de Justicia ya tiene varias solicitudes para que se revise tanto el procedimiento como la ley de operaciones financieras.

La Sociedad de Comerciantes e Industriales Salvadoreños ha solicitado a la Sala de lo Constitucional que revise la forma apresurada e inconsulta en la que fue aprobada la ley.

Por su parte un abogado particular presentó también un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Impuestos a las Operaciones Financieras.

De acuerdo con el abogado, la legislación viola la Constitución al aplicar un impuesto que deja de lado la capacidad económica de los ciudadanos, es decir que se aplica a todos por igual, sin tomar en cuenta quién tiene más ingresos y quiénes no para pagar el tributo. También violenta la propiedad privada y el derecho de libertad económica de las empresas pues obliga a los bancos a utilizar sus recursos propios para hacer un trabajo que le corresponde al Ministerio de Hacienda.

Impuesto a las transacciones financieras
Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación