Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La ayuda contra la roya del cafeto llega muy tarde

El daño a los cafetales ya está hecho a la próxima cosecha, pero creen que se puede detener su avance

La roya pudre las hojas y las bota, lo que hace que el árbol se debilite. Foto EDH / archivo

La roya pudre las hojas y las bota, lo que hace que el árbol se debilite. Foto EDH / archivo

La roya pudre las hojas y las bota, lo que hace que el árbol se debilite. Foto EDH / archivo

A pesar de que el ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Ochoa, desestimó el daño que la roya ha provocado a los cafetales, la Asamblea Legislativa aprobó el jueves tres millones de dólares para combatirla, lo que demuestra su desconocimiento del tema, según cafetaleros consultados ayer.

Los cafetaleros vienen denunciando desde principios del año pasado que las plantaciones están demasiado infestadas por la plaga, que la cosecha por terminar bajará entre 25 y 30 por ciento y que la de 2013/2014 caerá al menos otro 40 por ciento.

Sin embargo concuerdan en que la ayuda para combatir la plaga, aprobada por los diputados es buena, aunque llega retardada, como para evitar que no disminuya la producción 2013/2014.

El daño ya está hecho, expresaron los presidentes de la Asociación Cafetalera de El Salvador, Roberto Inclán, y de la Fundación Salvadoreña para Investigaciones del Café (Procafé), Raúl Zaldaña.

"Yo pienso que ya es un poco extemporánea para la cosecha que viene, pero servirá para que los árboles recuperen sanidad fitosanitaria para la cosecha 2014/2015", dijo Inclán, y agregó que los tres millones de dólares es una ayuda sustancial, "pero no será suficiente para todo el parque cafetero".

Por su parte, el presidente de Procafé expresó que sería pecado decir que la ayuda es mala, pero que el momento en que se da ya es un poco tarde, porque debió haberse otorgado el año pasado, cuando los cafetaleros denunciaron el avance de afectación en las plantaciones.

Poca ayuda

Ambos productores también dijeron que el monto, que provendrá del Fideicomiso para la Conservación del Parque Cafetero (Ficafé), se queda pequeño ante el alto grado de afectación de las aproximadamente 200 mil manzanas de cultivo.

Según sus cálculos, se requieren entre $30 y $40 por manzana y tres aplicaciones en los primeros dos meses del invierno para un efectivo combate del hongo, por lo menos para contener su avance y evitar que el daño se agrande.

Lo anterior significa que se necesitarían al menos ocho millones de dólares para una aplicación, según Inclán, pero de acuerdo con Zaldaña, esta cantidad puede subir a 24 millones en las tres aplicaciones, por lo que la ayuda, aunque es buena no es suficiente.

Además hay zonas en las que la plaga ha invadido por completo las plantaciones y ya no se pueden recuperar, con fungicidas baratos a base de cobre, por lo que debe hacerse una poda profunda de los cafetales, explicó el presidente de Procafé.

Ambos representantes del sector culparon al Gobierno de haber dejado que la plaga se expandiera, razón por la cual prevén que la cosecha que viene será la más baja de los últimos 33 años.

De acuerdo con estimaciones extraoficiales hechas por la Asociación de Beneficiadores y Exportadores de Café (Abecafé) y la Asociación de Proveedores Agrícolas (APA) la producción venidera rondará entre 800 mil y un millón de quintales, comentó.

A ello habrá que agregarle que este año se espera una cosecha muy baja, debido a la bianualidad del cultivo, ya que el café tiene un año bueno de producción y el siguiente es malo, explicó.

Además advirtió que habrá que esperar cómo se comporta el invierno, pues dependiendo de ello, si es lluvioso o si es afectado por la sequía, podría incidir en que la producción 2013/2014 sea aún menor.

Otro factor citado por el cafetalero es el bajo precio internacional del grano, lo cual deja sin suficiente efectivo a los productores para trabajar muy bien sus fincas.

Zaldaña explicó que a la fecha el precio del café internamente para los productores rondo actualmente entre 100 y 107 dólares el quintal oro uva.

Dudas sobre el fondo

No obstante que la intención es buena, Zaldaña expresó sus dudas sobre la efectividad en el manejo de los fondos.

"Tengo mis dudas en el manejo que se vaya a dar a ese dinero y si la institución que han nombrado rectora en esto tenga la capacidad... pero habrá que darle el beneficio de la duda, porque yo el conocimiento que tengo es que el Centa —Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal— no está preparado", destacó.

Lo correcto —según el caficultor— hubiese sido que, por lo menos, la fase técnica se canalizara a través de Procafé, es decir que se contraten sus servicios porque es un organismo especializado en el combate de la plaga, expresó.

Pero si se le quiere dar un manejo político a la distribución de los fondos se puede convertir en una "piñata" y la ayuda no va a llegar al verdadero caficultor, advirtió.

Según Fusades, el "café de El Salvador recibió un rescate financiero hace 12 años, pero ahora necesita un rescate tecnológico, por su derrumbe productivo". Esto fue algo publicado ayer vía Twitter en su sitio oficial.

La roya es conocida científicamente como "Hemileia vastatrix" y es un hongo que infecta las hojas del cafeto, que causa la defoliación de la planta, una maduración anormal, pérdida de calidad, caída del fruto y debilitamiento.

Algunos caficultores han propuesto la renovación del parque cafetero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación