Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aún no hay plan preventivo en caso de fenómeno El Niño

MAG está esperando reunión de Consejo de Ministros para tratar el cambio climático

El actual fenómeno de El Niño podría convertirse en uno de los más poderosos de la historia. Foto EDH

El actual fenómeno de El Niño podría convertirse en uno de los más poderosos de la historia. Foto EDH

El actual fenómeno de El Niño podría convertirse en uno de los más poderosos de la historia. Foto EDH

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) todavía no tiene listo un plan de contingencia en caso de que el fenómeno El Niño volviera a aparecer en épocas claves para las cosechas.

El titular del ramo, Orestes Ortez, admitió que aún no hay un documento que defina las medidas preventivas a seguir, según declaró a este medio a la salida de la presentación del Plan Quinquenal de Desarrollo del Gobierno, la semana pasada.

"No puedo darte un panorama al respecto porque todavía se está trabajando en eso", manifestó cuándo fue cuestionado sobre las críticas que recibió el MAG el año recién pasado por la ausencia de planes y la respuesta tardía a la sequía que ocasionó el referido fenómeno.

El ministro agregó que la ausencia de un plan definido es precisamente la razón por la que su oficina de Comunicaciones no había resuelto una solicitud de entrevista enviada el pasado martes 6 de enero, en la que se explicaba que este medio buscaba conocer el plan de prevención del impacto del fenómeno El Niño para 2015.

Según manifestó, en su momento las autoridades competentes van a convocar a los medios de comunicación para detallar la información, porque si son ofrecidas declaraciones previas "se corre el riesgo de que la información sea malinterpretada por parte de la población y este tema del cambio climático es muy sensible", apuntó.

Ortez, sin embargo, aseguró que los ministerios que deben velar por el tema no han dejado de trabajar en ese sentido.

"Estoy esperando una reunión del Consejo de Ministros donde vamos a evaluar el tema, sobre cómo va a estar el cambio climático para este año, porque acuérdese que está todo un instrumento que es de la Defensa y Protección Civil, que es allí donde se trabajan los planes para encarar las contingencias", expresó.

De acuerdo con la investigadora senior del departamento de Estudios Económicos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Amy Ángel, los pronósticos semestrales advierten que El Niño estará afectando al país entre febrero y marzo próximos, por lo que se mostró optimista de que el país no tendrá consecuencias tan severas como la sequía del año pasado.

"Lo que estamos viendo ahorita, en términos agrícolas, de cultivos, es que tener a El Niño ahorita no importa mucho, porque usualmente no tenemos lluvias en esta época, de todos modos; realmente no va a haber un impacto fuerte ahorita", dijo.

Ángel explicó que, según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés), luego de marzo habrá una fase neutral, que es lo que debería ser normal en El Salvador.

Todos los centros de meteorología prominentes hacen modelos; entonces, la NOAA ve cuál es el promedio de todos ellos y hace pronósticos para seis meses, por eso dicen que estaremos en una fase neutral (entre mayo y junio). También han pronosticado un aumento del fenómeno más adelante... pero es preliminar decir que vamos a estar con El Niño (presente) al final del año", consideró la experta.

La economista hizo énfasis en que se dé o no ese fenómeno climatológico durante la estación lluviosa lo mejor es tener un plan contingencial para evitar pérdidas en las cosechas.

"Uno debe tener un plan listo solo para sacarlo de la gaveta e implementarlo en caso de emergencia. Saber quién va a hacer qué, cómo y cuándo. Y eso es tanto para sequía como para exceso de lluvia. Debe existir ese plan muy claro. Yo no lo he visto. ¿Dónde está ese documento, qué dice ese plan?", concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación