Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Administradoras de pensiones

Aumentan trámites de retiro por temor a sistema mixto

Las AFP recibieron más trámites de pensión por vejez tras conocerse la iniciativa del Gobierno.

Ing. Rene Novellino, Director Ejecutivo de ASAFONDOS, durante una entrevista a EDH.

René Novellino, presidente de Asafondos, cree que los adultos mayores buscan obtener su pensión antes que una reforma cambie sus beneficios. | Foto por MC

San Salvador.- 15082011.- Ing. Rene Novellino, Director Ejecutivo de ASAFONDOS, durante una entrevista a EDH.

Incertidumbre causó entre los adultos mayores las declaraciones del Gobierno sobre un sistema mixto de pensiones. Este temor generó que más trabajadores se acercaran a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a tramitar su retiro en los últimos meses del año pasado.

Esta información fue proporcionada por el presidente de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos), René Novellino, tras conocerse que el Gobierno espera presentar este mes a la Asamblea Legislativa el decreto para la reforma de pensiones.

De acuerdo con Novellino, el problema y la incertidumbre se generan porque la reforma y sus detalles no son de conocimiento público.

“Se genera a partir de que se menciona que vienen reformas pero no se terminan de conocer. La gente reacciona y prefiere solicitar su pensión para... que ninguna ley posterior pueda modificarle su condición”, explicó el representante gremial.

El presidente de Asafondos expresó que los adultos mayores que aún trabajan han “abarrotado las oficinas de las AFP” luego de que en septiembre el Gobierno anunció su intención de crear un sistema mixto de pensiones.

Esta medida pasaría la mitad de los ahorros actuales a un fondo del Estado. Además cerca del 55 % de los cotizantes actuales solo podrían obtener la pensión de $207.60 que ofrecerá este fondo.

Tras varios meses de filtrarse estas iniciativas los funcionarios de Gobierno siguen evitando discutir el tema en público y tampoco han dado a conocer los primeros resultados de un estudio sobre pensiones que encargaron al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Como resultado, la reacción de la población ha sido tratar de obtener la pensión lo más pronto posible antes que una eventual reforma perjudique sus ahorros.

“Personas que ya habían cumplido los requisitos pero no habían ejercido su derecho (de retiro) están en mayor número acudiendo y solicitando. También las personas que tienen edad están esperando menos tiempo para iniciar su trámite”, comentó Novellino.

Las cifras

De acuerdo con cifras de Asafondos, las dos AFP que existen en el país atendieron 10,370 solicitudes de pensión en el año 2014. La cifra ha crecido un 28 % al cierre de 2015, alcanzando 13,299.

El incremento no es casualidad, ya que al revisar las cifras mensuales, se nota un gran incremento en el último trimestre de 2015.

En promedio reciben 900 solicitudes cada mes. En septiembre, mes en que se habló por primera vez de un posible sistema mixto, la cifra fue de 1,217, cuando en agosto habían sido 841.

Octubre registró 1,687 solicitudes, noviembre unas 1,521 y diciembre tuvo 1,329 peticiones.

Para evitar este nerviosismo en la población René Novellino sugirió que el Gobierno debería aprender de experiencias como las de Chile.

Cada vez que ese país ha hecho reformas de pensiones el proceso ha incluido decenas de consultas técnicas y discusiones con varios sectores sociales antes de presentar un decreto de reforma. Esta práctica se hizo sin importar la orientación política del gobierno.

Por eso es importante, insistió, en que la sociedad civil participe en la elaboración de la reforma y expresó su preocupación por la posibilidad de que el Gobierno presente un decreto a la Asamblea Legislativa sin que primero se conozcan su respaldo técnico o impacto para los trabajadores.

La propuesta

En septiembre pasado el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, adelantó que la propuesta de reforma del Gobierno está orientada a crear un sistema mixto de pensiones. El argumento es, sobre todo, que ellos necesitan recibir dinero para seguir pagando pensiones a la gente que trabajó en el sistema antiguo y algunos que lo hacían durante la transición.

El plan, según unos documentos a los que tuvo acceso El Diario de Hoy, consistiría en separar a los trabajadores en dos grupos dependiendo de si ganan menos de $484 o más.

Todos los trabajadores cotizarían al nuevo fondo de pensiones del Estado. La diferencia es que quienes ganen más de $484 podrán ahorrar un pequeño porcentaje adicional en las AFP.

La propuesta afecta no solo a las futuras cotizaciones sino que también dividirá los ahorros entre el fondo estatal y el individual.

El anuncio fue criticado por varios sectores, entre ellos sindicatos, quienes han exigido que se respete sus derechos y sus ahorros. La idea de que el Gobierno promueva esta reforma sin pedir opinión a los trabajadores también ha sido rechazada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación