Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Atascos de furgones continuaron en las fronteras este viernes

b Quejas de los transportistas iban desde denuncias de negligencia hasta corrupción en aduanas

Las colas llevan semanas acumulándose en las fronteras con Guatemala.foto edh /archivo

El Salvador es de los países que ha recibido mayores críticas por su paso fronterizo.

Las colas llevan semanas acumulándose en las fronteras con Guatemala.foto edh /archivo

Ayer viernes los transportistas de carga que intentaron cruzar por las fronteras entre El Salvador y Guatemala tuvieron que soportar, nuevamente, largas colas entre ambos sentidos, debido a problemas e ineficiencia de las autoridades aduaneras.

Durante el transcurso de la mañana los transportistas hicieron saber a este medio que el ambiente en los pasos fronterizos "es insoportable".

De esta forma se completó una semana más en la cual las colas se extienden a ambos lados de la frontera durante kilómetros y el tiempo de espera para ingresar a la aduana sobrepasa las 12 horas.

Para este viernes los transportistas habían amenazado con realizar un cierre de fronteras en protesta por los inconvenientes que deben enfrentar al cruzar. Sin embargo, la medida no se había concretado al cierre de esta nota.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (ASTIC), Raúl Alfaro, mencionó que, no obstante, el ambiente era de insatisfacción y solo hacía falta "una chispa" para que los conductores organizaran el bloqueo.

No obstante el día transcurrió sin que se notificara de acciones en alguno de los pasos fronterizos con Guatemala.

Mientras tanto trascendió que el día jueves se realizó una reunión entre las gremiales de transporte de carga y la Dirección General de Aduanas (DGA).

El presidente de Astic explicó que se discutió sobre iniciativas para trasladar algunos trámites que actualmente se realizan en las fronteras a unos almacenes que estarían ubicados en San Salvador.

Aunque no se abordó la situación problemática actual ni se mencionó posibles soluciones a corto plazo.

Durante esta semana los transportistas denunciaron a un equipo de El Diario de Hoy que la espera para ingresar a las fronteras se ha extendido en algunos casos hasta 24 horas.

Acusan de esta situación principalmente al personal de aduanas que digita y revisa los trámites en la frontera. En principio, consideran que los agentes destinados al trabajo son insuficientes. Además, criticaron que se dediquen a otras tareas que obstaculizan el flujo de camiones.

Una de estas situaciones específicas es que algunos agentes de aduana abandonan sus puestos para ver la televisión cuando transmiten partidos de fútbol. Otra de ellas, denunciadas durante el viernes, es que algunos empleados dedican varios minutos a conversar por teléfono sin atender sus obligaciones.

Todos los transportistas coincidieron al exigir que la DGA envíe supervisores de forma periódica para verificar el buen funcionamiento de la frontera y controlar las irregularidades que están denunciando.

Por otro lado, los afectados también señalaron que persiste la corrupción en los pasos fronterizos.

En concreto se mencionó que algunos vigilantes en ambos lados de las aduanas piden dinero a cambio de dar prioridad a conductores.

Se intentó conocer una reacción de la dirección de aduanas, pero al cierre de esta nota aún no había respuesta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación