Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ASI: precio de energía bajará en enero 2015

b El nuevo pliego tarifario estaría listo el 15 de enero de 2015, aunque aún no hay certeza del porcentaje de la baja

El 23 % del precio final de la energía corresponde al precio del barril de crudo a escala internacional.

El 23 % del precio final de la energía corresponde al precio del barril de crudo a escala internacional.

El 23 % del precio final de la energía corresponde al precio del barril de crudo a escala internacional.

El gerente de Energía de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Juan Ceavega, aseguró ayer que el precio de la energía eléctrica bajará considerablemente a partir de enero del próximo año, debido a la caída del precio internacional del petróleo.

Según detalló, el nuevo pliego tarifario estará listo para el 15 de enero de 2015 y se mantendrá vigente tres meses.

Ceavega explicó que la matriz energética de El Salvador depende en gran medida del combustible residual búnker "y de todos es sabido que ha bajado considerablemente en los últimos meses hasta, si no me equivoco, unos $60 (el barril del crudo) y eso ha ayudado mucho a que el precio de la energía en el MRS (Mercado Regulador del Sistema) haya bajado bastante". El búnker constituye el 23 % del precio final de la energía, añadió.

El experto advirtió, sin embargo, que "hay que ser prudentes", porque esta baja en la tarifa no es más que el producto de la caída del petróleo, que podría volver a su precio habitual en cualquier momento.

"No hay que desperdiciarla, sino aprovechar que vamos a tener tres meses con energía más baja", enfatizó.

Prefirió, además, no especular sobre cuánto sería el porcentaje que bajaría el precio: "no le sabría decir de cuánto, pero sí va ser mucho más considerable de lo que habíamos tenido del 1 % o 0.5 %; va a andar mucho más abajo", dijo.

Por otra parte, afirmó que la caída del valor del combustible no va a generar ningún impacto negativo; por el contrario, es una buena noticia, aunque no sostenible, porque no producimos petróleo, sino que dependemos de él, tanto en el tema de la generación de energía como en la operación de plantas industriales y el uso de vehículos.

"Impacto negativo no lo vemos, positivo sí, porque muchas cosas dependen del precio del petróleo; y si baja eso es muy bueno para la industria", anotó Ceavega, quien ofreció ayer una ponencia sobre la importancia de leer correctamente las facturas de energía para sacar de ellas estadísticas que les permitan a los industriales hacer análisis sobre potenciales ahorros de energía.

Junto a él expuso también la jefa de Regulación de la distribuidora de energía AES, Norma Grande, quien habló sobre los recargos en la facturación de energía y las perturbaciones de energía que se generan en procesos industriales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación