Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ASI: baja la inversión en sector industrial

La semana próxima tendrá lugar la X Feria Industrial

El sector industrial genera el 24 % del total del Producto Interno Bruto (PIB) salvadoreño, según la gremial. Foto EDH / archivo

El sector industrial genera el 24 % del total del Producto Interno Bruto (PIB) salvadoreño, según la gremial. Foto EDH / archivo

El sector industrial genera el 24 % del total del Producto Interno Bruto (PIB) salvadoreño, según la gremial. Foto EDH / archivo

Con base en las estadísticas del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) señala un decrecimiento del sector industrial en el país.

Para enero de 2014, El Salvador contó 40 nuevas empresas industriales que bajaron a 17 en febrero, a seis en marzo, y a ser -34 para abril.

De acuerdo con los números del ISSS, las cifras de desaparición de empresas disminuyeron en mayo pero siguieron negativas: ese mes bajó hasta -10 y el siguiente a -4, pero para julio llegó hasta -25.

"En términos de industrialización, ha habido índices hacia la baja. Cada vez hay menos industrialización; (aunque) se podría decir que se ha mantenido. En cuanto a crecimiento económico, sí ha bajado", anotó el gerente de Comunicaciones de la gremial, Marvin Quinteros.

Entre las razones que han dado pie al decrecimiento, Quinteros enumeró varios factores: inestabilidad política, poca atracción de inversión extranjera, alto costo de energía eléctrica, la burocracia en las aduanas.

"El hecho de que no se respeten las leyes, la aprobación de leyes en las madrugadas ("madrugones"), todo eso genera incertidumbre y eso no se ve en otros países; el hecho de que haya sido aprobado un impuesto (a las transacciones bancarias) sin haber sido ampliamente debatido, eso también genera incertidumbre", advirtió.

Otro factor que anotó es el hecho de que países como Honduras y Nicaragua están constantemente tratando de conquistar a empresarios en El Salvador para que trasladen sus plantas industriales a esas naciones.

"Que se vaya un industrial es difícil, pero también es difícil que uno de ellos tome la decisión de venir a instalarse al país", razonó.

En cuanto a territorialidad no hay problema, agregó, porque el corredor industrial de El Salvador está concentrado en pocos municipios, especialmente del área metropolitana de San Salvador y, por ende, habría dónde explotar recursos.

Muchos gobiernos locales, sin embargo, no tienen una visión para la industria: las municipalidades muchas veces tienen impuestos y tasas altas, y los servicios locales son malos (falta de agua, poca oferta de energía eléctrica, calles en mal estado).

"Nosotros estamos al tope de la demanda con respecto a la oferta de energía. Si nosotros trajéramos otra industria al país nos veríamos en problemas. Por eso decimos que hay que invertir. Se ha dado un giro en la inversión en energías renovables, pero hay que hacer más. Por ejemplo, tenemos más de 30 años que en este país no se construye una represa; y El Chaparral tiene más de cinco años tirado, y para cuando venga a construirse ya va a ser insuficiente la cantidad de energía que va a producir", advirtió.

De forma particular, sobre el tema del alto costo de energía, la ASI ha realizado propuestas concretas en la mesa de diálogo que mantiene con el Gobierno hace tres años, pero no ha visto avances: energía con precios competitivos, que el subsidio se limite hasta aquellos que consumen 99 kilovatios al mes y no al sector que consume entre 100 y 200 kilovatios, ya que ese dinero podría ser invertido en la generación de energías renovables.

Finalmente, para que la industria crezca se necesita eliminar la alta burocracias en las aduanas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación