Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asamblea bajó tres veces la comisión de las AFP

Desde 1998  han disminuido 0.95 % la comisión de las Administradoras de Fondos de Pensión.

Asamblea bajó tres veces la comisión de las AFP

La Asociación de Trabajadores Municipales realizó una vigilia anoche para repudiar la propuesta de reforma de pensiones del Gobierno. | Foto por elsalv

La Asociación de Trabajadores Municipales realizó una vigilia anoche para repudiar la propuesta de reforma de pensiones del Gobierno.

Aunque la presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, detalló que las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) se llevan el 20 % de lo que ahorran los trabajadores en concepto de manejo de sus cuentas previsionales, la realidad es que las entidades administradoras únicamente obtienen un 2.2 % en concepto de comisión.

“De cada 100 dólares, 20 son para las AFP”, dijo Peña recientemente. Sin embargo, el presidente de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos), René Novellino, desmintió a la funcionaria y aseguró que la comisión de las AFP se ha venido reduciendo por mandato de la Asamblea Legislativa desde hace 16 años.

Desde el año 1998 cuando entró en operaciones el sistema de ahorro para pensiones y el surgimiento de las AFP, las comisiones se encuentran reguladas por ley (y se encuentran a niveles internacionales) y no pueden exceder el 3 % del ingreso base de cotización del trabajador (con la excepción de los años 1998 y 1999 que fue de 3.5 y 3.25 % respectivamente).

Aunque en el año 2000 la comisión se mantuvo en 3 %, de allí en adelante esta se ha venido reduciendo de manera gradual. En diciembre 2005 la Asamblea Legislativa aprobó una reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones que redujo del 3 % al 2.7 % el pago de la comisión.

De esa comisión del 2.7 % la reforma permitió que se destinara 1.3 % para el seguro de invalidez y sobrevivencia, y el 1.4 % a la administración del dinero. 

Posteriormente, en 2012 se aprobó una nueva reducción al porcentaje que cobraban las AFP por manejar los ahorros de los empleados, por lo que la comisión pasó de 2.7 % a 2.2 %. “El costo de administración de las AFP está establecido por ley y es facultad del legislativo revisar ese tema”, dijo Novellino.

Según el presidente de Asafondos, desde 1998 a la fecha se han acumulado $1,400 millones en concepto de comisiones; sin embargo, la mitad, equivalente a $700 millones, se utilizaron para el pago de la prima del seguro con el cual se cubre a los trabajadores en caso de que sufran accidentes laborales o queden incapacitados. 

Con el resto de dinero, las AFP han pagado impuestos que suman $120 millones y otros gastos de derecho de fiscalización y gestión con los bancos, que dan a la Superintendencia del Sistema Financiero y a los bancos que hacen las operaciones. 
Con dicho dinero también se pagan salarios de los 600 empleados de las las AFP.

Novellino dijo que después de hacer el desglose de todos los costos de administración, se estima que las AFP han logrado una utilidad neta de alrededor de $250 millones en los 17 años de operación de las AFP, una cifra que considera mínima comparado con los $2,300 millones que los trabajadores ganaron en intereses en el mismo periodo. 

Fondos solo ganan 1.4 %
Pese a que la presidenta de la Asamblea Legislativa y el secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, han señalado que las AFP se han ganado millones de dólares en sus 18 años de funcionamiento “sin hacer nada”, lo que los funcionarios siguen omitiendo es el hecho de que el Gobierno ha venido pagando mínimos intereses por tomar prestado el dinero de los trabajadores.

En el mercado internacional el Estado coloca bonos por los que paga cerca de 9 %, mientras que por el dinero de los fondos de pensión ha pagado alrededor del 1.4 %

De los $8,637 millones de ahorros de pensiones que hay acumulados a diciembre 2015, el 83 % ha sido invertido en papeles del gobierno, es decir, unos $7,168.7 millones, de los cuales $5,009.4 millones no reciben una tasa alta interés. 

Es decir que la mayoría del dinero ahorrado en las AFP es usado por el Gobierno para pagar pensiones del ISSS e INPEP; y aunque la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha ordenado que se aumente el interés que se paga por los préstamos a las AFP, el Gobierno ha hecho caso omiso.

Malestar general por bajos intereses de pensiones
Miembros de la Asociación de Trabajadores Municipales (ASTRAM) se concentraron ayer por la noche en la Plaza Salvador del Mundo para exigir un pago justo de las tasas de interés que devengan los fondos de pensiones que se le prestan al Estado. 

Los trabajadores reclaman que el Gobierno le paga 1.23% a los cotizantes mientras que al Banco Mundial, al BID y al Fondo Monetario Internacional a quienes, según ellos, el FMLN tildó de enemigos ideológicos, políticos y sociales, les paga tasas de interés de hasta el 7% por sus préstamos.

Rolando Castro, representante del ASTRAM, afirmó que con esa tasa de interés se está condenando a los trabajadores a una pensión del 30% de su salario al momento de su retiro. El sindicalista afirmó en su cuenta de Twitter que defenderán las pensiones de la clase trabajadora sin ideología y sin agenda partidaria. “Gobiernos inmorales pagan el 7 % de interés a la banca internacional y el 1.23 % a la clase trabajadora”, afirmó.

Los sindicalistas se concentrarán hoy en la Asamblea Legislativa, para ejercer presión a los diputados. 

Los sindicatos del sector azucarero también manifestaron su preocupación por el hermetismo con el que se está manejando el tema. A través de un comunicado de prensa reclamaron que ese dinero es un ahorro privado de cada trabajador, por lo que el Gobierno no puede disponer de dinero que no le pertenece, mucho menos sin hacer las respectivas consultas. 

“El interés del Gobierno es resolver su problema fiscal, por eso solo ven el corto plazo y su propuesta es engañosa, se niegan a pagar la tasa de interés de mercado por los dineros que se han apropiado del fondo de pensiones”, reclamaron los trabajadores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación