Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arturo Calle abrió su primera tienda en el país

b La reconocida marca trae calidad, precio y servicio como propuesta

El gerente Carlos Arturo Calle estuvo presente para la inauguración oficial de la tienda en El Salvador. edh/ Mauricio Cáceres

El gerente Carlos Arturo Calle estuvo presente para la inauguración oficial de la tienda en El Salvador. edh/ Mauricio Cáceres

El gerente Carlos Arturo Calle estuvo presente para la inauguración oficial de la tienda en El Salvador. edh/ Mauricio Cáceres

Arturo Calle, una reconocida firma colombiana de moda masculina, inauguró su primera sala de venta en El Salvador. El almacén, ubicado en el primer nivel del centro comercial Multiplaza, tiene a disposición nuevos diseños, prendas de calidad y un buen servicio para todos los salvadoreños

El gerente general de la firma, Carlos Arturo Calle, comentó que ve una buena oportunidad comercial en El Salvador. Para satisfacer los gustos del salvadoreño joven, profesional o universitario la marca de moda trae una colección de prendas casuales de colores vivos y también trajes formales.

Entre las novedades se encuentra una tendencia hacia los colores vivos y el uso de algodón y otras fibras suaves en los diseños. Para El Salvador, expresó el gerente, el principal énfasis será la línea casual, acorde a las actividades al aire libre y el clima del país.

La tienda también tendrá productos en sus colecciones casuales, sport y formal.

"Tenemos calidad, precio y servicio", comentó Carlos Arturo Calle.

La tienda además cuenta con un servicio de sastrería para adecuar las prendas que elijan los clientes. Los clientes también podrán usar esta prestación en caso de que necesiten costuras o arreglar los productos después de un tiempo.

Arturo calle desarrolla un plan de expansión desde el año 2012. Además de Colombia, cuenta con salas de venta en Panamá, Costa Rica y la recién inaugurada en El Salvador. En total suman seis puntos de venta en el área centroamericana.

La marca nació hace 47 años en Bogotá, Colombia, y fue fundada por el señor Arturo Calle, padre del gerente general. Desde sus inicios la especialidad de la marca ha sido la innovación en moda masculina.

"Siempre tratamos de saber la tendencia de la moda, lo que va a pasar", explicó Carlos Arturo Calle.

En el país suramericano la firma cuenta con 65 salas. Además de la comercialización, la marca se encarga del diseño y producción de las prendas. Emplea a más de 3,300 personas en las fábricas y 2,200 en las tiendas.

La marca Arturo Calle mantiene un crecimiento anual promedio de 12 %. Solo en 2013 facturó $220 millones en ventas y produjo cerca de 550 mil prendas al mes.

Crecimiento

El gerente general de la marca, Carlos Arturo Calle, explicó que los planes hasta el 2018 incluyen la exploración de nuevos mercados en Latinoamérica.

Honduras, Guatemala, República Dominicana, Puerto Rico, Perú y Ecuador son los países en los cuales la firma estudia establecerse en los próximos años.

En El Salvador, Carlos Arturo Calle anunció que esperan llegar a tres puntos de venta. Para ello ya se encuentran en charlas con Grupo Roble para asegurar el espacio suficiente en otros centros comerciales.

Dentro de la propuesta de moda, la firma espera consolidar su línea "Arturo Calle Kids", la cual contaría con su propia cadena de tiendas. La colección para niños se expandiría eventualmente a otros países de la región.

La inversión en El Salvador fue de $1.7 millones, con lo cual se construyó la sala que cuenta con más de 500 metros cuadrados. Al entrar al mercado salvadoreño la firma ya generó 30 empleos directos.

El gerente Carlos Arturo Calle se refirió con modestia a los planes de crecimiento de la firma. "No queremos ser los más grandes del mundo, ni los más ricos, ni tener la mayor cantidad de almacenes. Queremos ir creciendo, ir haciendo bien las cosas, paso a paso, sin afanes ", comentó. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación