Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arranca congreso emprendedor ESEN

Échale a tu casa es ejemplo de emprendedurismo social

Los estudiantes y emprendedores de la ESEN participaron en el Congreso. Foto EDH/césar áviles

Los estudiantes y emprendedores de la ESEN participaron en el Congreso. Foto EDH/césar áviles

Los estudiantes y emprendedores de la ESEN participaron en el Congreso. Foto EDH/césar áviles

El emprendedurismo social destacó ayer en el ciclo de conferencias y actividades que por dos días desarrollará el XVI Congreso Internacional Emprendedor, organizado por la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

Este año "el tema del congreso gira en torno a pensar diferente, sin miedos ni limitantes, ya que no se puede ser un emprendedor si se teme a ser diferente e innovar", aseguró Ramón Candel, coordinador del Centro de Emprendedores ESEN, que junto a la asociación de estudiantes emprendedores de la institución reunieron a expertos en emprendedurismo y a cientos de jóvenes.

Francesco Piazzesi fue el encargado de iniciar el ciclo de ponencias con su experiencia en la fundación del proyecto mexicano "Échale a tu casa", un programa de autoconstrucción de viviendas sociales impulsados en los sitios más pobres del país azteca y que lleva a la fecha 30,000 unidades construidas y a 150,000 mejoramientos.

Piazzesi recibió en 2011 el premio Emprendedor Social del Foro Económico Mundial con su innovadora visión de involucrar a las mismas comunidades en la disminución del déficit habitacional que las aqueja.

El empresario de la industria de la construcción notó hace más de 20 años la paradoja de que quienes edificaban viviendas para miles de mexicanos no tenían una propia, por lo que decidió iniciar el proyecto "Échale a tu casa"; sin embargo, Piazzesi identificó que necesitaba que este fuera un proceso incluyente y que generara, además, derrama económica en la comunidad.

"De nada sirve tener una vivienda prefabricada, ir a una comunidad y armarla en tres días. ¿Por qué? Porque la gente no está siendo parte de proceso, entonces no hay ese sentido de apropiación".

Las miembros de la comunidad que participan de la construcción de su vivienda, con bloques de adobe valorados entre los $8,000 y $12,000, son capacitados antes del proceso y reciben un salario por su trabajo, explicó Piazzesi.

Por otro lado, los beneficiados son educados financieramente y reciben apoyo bancario para terminar de cancelar el valor de su vivienda.

Otra de las innovaciones incluidas al programa de emprendimiento social "Échale a tu casa" es la creación de una sociedad financiera comunitaria, en donde los participantes pueden ahorrar cierta cantidad de dinero a cambio del 1.2 % de rendimiento, 1 % más del que ofrecería cualquier institución bancaria, explicó el fundador.

El fondo inició en enero de este año y a la fecha tiene siete mil ahorrantes.

De acuerdo con Piazzesi, programas como este buscan enseñar a pescar y no solo dar pescado, por lo que los beneficios trascienden de una generación a otra y tienen un impacto positivo en la vida emocional de familias que pasaron años bajo el resguardo de lámina y cartón.

"Si a la gente no se le involucra en la solución nunca vamos a resolver el problema", sostuvo el empresario respaldado en un proyecto que podría replicarse en el país.

La jornada del XVI Congreso Internacional Emprendedor continuará hoy con la ponencia de José Enrique Lima sobre el emprendimiento y la innovación como una oportunidad de crecimiento para el país.

El académico brasileño Ironildes Bueno Da Silva cerrará el ciclo de conferencias con los desafíos y oportunidades del emprendimiento. Al final de la jornada también serán premiados los ganadores de una competencia internacional de planes de negocio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación