Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Argentina tomará medidas para frenar escasez de dólares

b Reportan caída en reservas a menos de $32 mil mill

La escasez de dólares abate a los argentinos, que deben acudir al mercado negro. Foto EDH

La escasez de dólares abate a los argentinos, que deben acudir al mercado negro. Foto EDH

La escasez de dólares abate a los argentinos, que deben acudir al mercado negro. Foto EDH

BUENOS AIRES. El Gobierno argentino dijo ayer que prepara medidas para frenar la fuerte caída de las reservas internacionales del Banco Central, pero descartó que vaya a realizar grandes anuncios económicos como especulaba el mercado local.

Las reservas cayeron 26 por ciento desde fines de diciembre de 2012 a menos de 32,000 millones de dólares debido a que la entidad monetaria se vio obligada a volcar divisas al mercado local por la escasez de dólares.

El nivel de dólares en las arcas del banco central es un factor crítico para la sostenibilidad de la tercera economía latinoamericana, debido a que el Gobierno las utiliza para cancelar sus deudas en divisas, financiar gigantescas importaciones energéticas e intervenir en el mercado de cambio para evitar una brusca devaluación de la moneda local.

"No vamos a hacer nada que genere bruscos cambios en la economía y que genere incertidumbre para el futuro", dijo a periodistas el nuevo ministro de Economía, Axel Kicillof.

"Nosotros tenemos unas reservas que han sufrido una rebaja pero que están en niveles consistentes, están muy fuertes con respecto a cualquier etapa histórica", agregó.

La presidenta Cristina Fernández anunció el lunes el cambio de hombres clave de su gabinete de ministros, incluido el ministro de Economía y el jefe de Gabinete de Ministros, en un intento por darle oxígeno a su Gobierno después de haber sido derrotada en una elección legislativa a fines de octubre.

El peso argentino se depreció el jueves, en un mercado que esperaba anuncios de Kicillof para detener la caída de las reservas.

El funcionario dijo que probablemente el viernes anunciará su equipo, aunque fuentes del Ministerio de Economía dijeron que los secretarios de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y de Finanzas, Adrián Cosentino, permanecerían en sus puestos.

En tanto, el saliente secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, será reemplazado por Augusto Costa, un economista de la confianza de Kicillof.

El nuevo jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo más temprano que se tomarán medidas para frenar el drenaje de las reservas del Banco Central, dando a entender que al menos se profundizarían actuales restricciones para la utilización de tarjetas de crédito en el extranjero.

Los consumos de los argentinos en el exterior están provocando la mayor demanda de dólares que el Banco Central se ha visto obligado a satisfacer. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación