Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aprueban bases para que Estados reestructuren deudas

El documento es un protocolo para reestructurar deuda y protege a los países de procesos de cobro especulativos. Sin embargo no es un proceso obligatorio.

ONU aprueba resolución para poner fin al bloqueo de EE.UU. a Cuba

El proyecto fue aprobado en la asamblea de la ONU con 135 votos.

ONU aprueba resolución para poner fin al bloqueo de EE.UU. a Cuba

NUEVA YORK. La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó el jueves una resolución para formar un nuevo marco global que regule los procesos de reestructuración de deuda de paí­ses.

El proyecto, impulsado por Argentina desde el año pasado, fue aprobado por 135 votos a favor, seis en contra y 41 abstenciones. Estados Unidos, Israel, Canadá, Japón, Alemania e Inglaterra fueron los paí­ses que votaron en contra.

La iniciativa nació tras la larga lucha judicial que Argentina mantiene con fondos de cobertura estadounidenses conocidos en el paí­s como "fondos buitre" que le exigen al paí­s sudamericano el pago de miles de millones de dólares tras los canjes de deuda soberana que realizó hace años.

El canciller argentino Héctor Timerman, quien estuvo presente en la sesión de debate y votación, afirmó que la propuesta es "una resolución a favor de la estabilidad económica, de la paz social y del desarrollo de los pueblos". Le acompañó el ministro de Economí­a argentino Axel Kicillof.

La resolución habla del derecho de los estados a reestructurar su deuda, la inmunidad soberana y el respeto por las mayorí­as calificadas en los procesos de reestructuración. Propone que si una mayorí­a de acreedores acepta el arreglo propuesto por un paí­s, el resto debe aceptar esa decisión. El objetivo de la propuesta es proteger a naciones de ataques especulativos de fondos de cobertura.

"Desde muchos puntos de vista es una resolución histórica porque por primera vez se establecen unos principios que tienen regir los procesos de reestructuración, que pueden provocar situaciones de crisis como lo han hecho en muchos paí­ses", dijo Sacha Llorenti, representante permanente de Bolivia ante Naciones Unidas. Bolivia presidió hasta hace pocas semanas el Comité Ad Hoc sobre Procesos de Reestructuraciones de Deuda Soberana que elaboró los principios en los que se basa la resolución.

A pesar de que la resolución no es vinculante, Llorenti la comparó con tratados internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"(La resolución) es un punto de referencia ineludible para la suscripción de contratos, para los procesos de reestructuración de deuda, para la negociación de la deuda en general. Es un primer paso muy importante. Estos principios pasan a formar parte del derecho internacional", agregó el embajador.

Llorenti dijo que hubo varios paí­ses no participaron en las negociaciones para crear la resolución porque consideran que este tema debe tratarse en el Fondo Monetario Internacional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación