Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

UE aprueba estrictas normas para calificadoras

Los países de la Unión Europea no crearon un ente calificador, pero exigen la rotación.

Las agencias calificadoras estarán sujetas hoy a normas más rigurosas en la Unión Europea. foto edH / archivo

Las agencias calificadoras estarán sujetas hoy a normas más rigurosas en la Unión Europea. foto edH / archivo

Las agencias calificadoras estarán sujetas hoy a normas más rigurosas en la Unión Europea. foto edH / archivo

BRUSELAS. La Unión Europea aprobó ayer formalmente las nuevas normas que regularán la actividad de las agencias de calificación crediticia, destinadas a aumentar la transparencia y mitigar el riesgo de conflicto de intereses.

Las calificaciones de las tres agencias más influyentes, Moody's, Standard & Poor's y Fitch, las tres estadounidenses, han puesto en serias dificultades a varios países de la eurozona durante la crisis, al deteriorar su credibilidad en los mercados e impedir su financiación a precios razonables.

La nueva normativa, aunque finalmente no incluye la creación de una entidad europea, sí introduce ciertas exigencias de rotación entre agencias.

En concreto, dispone que los emisores de productos financieros estructurados con activos subyacentes retitularizados, que pagan por las calificaciones crediticias, deben cambiar de agencia cada cuatro años.

Una misma agencia no podrá, por tanto, volver a calificar los productos de un mismo emisor durante un periodo equivalente a la duración del contrato vencido, aunque en ningún caso durante más de cuatro años.

La rotación obligatoria no será aplicable en cambio a las agencias de calificación más modestas ni a emisores cuyas calificaciones sean formuladas al menos por cuatro agencias distintas.

Se introducirá una cláusula de revisión sobre la posible extensión de la rotación obligatoria a otros instrumentos en el futuro.

Debido a la complejidad de los instrumentos financieros estructurados y su papel en la contribución a la crisis financiera, la regulación también exige a los emisores que encarguen la calificación de sus productos a al menos dos agencias crediticias.

Para hacer frente al riesgo de conflicto de intereses, se solicitará a las agencias de calificación que publiquen si alguna de las entidades que califican posee más del 5 % de su capital o derechos de voto.

También quedó prohibido además poseer más del 5 % del capital o derecho de voto en más de una agencia crediticia. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación