Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ANEP: Otra vez peligra la institucionalidad

La gremial dice que basta el voto de cuatro miembros propietarios del Consejo de Salario Mínimo para que se decrete el nuevo aumento del salario.

ANEP quiere un aumento programado para no impactar a las empresas. Foto EDH / archivo

ANEP quiere un aumento programado para no impactar a las empresas. Foto EDH / archivo

ANEP quiere un aumento programado para no impactar a las empresas. Foto EDH / archivo

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) considera que la institucionalidad del país se pone nuevamente en riesgo, debido al entrampamiento que está enfrentando un acuerdo entre el sector empresarial y laboral para aumentar el salario mínimo el 12 %.

La propuesta fue acordada la semana pasada, como parte de una largo periodo de discusiones en el seno del Consejo Nacional del Salario Mínimo (CNSM). Sin embargo, el sector que representa al gobierno dice no estar de acuerdo, y por lo tanto se niega a validar el documento.

La propuesta que aplicaría para el sector comercio y servicios, industria, maquila y agropecuario, consiste en un aumento en tres momentos: un 4 % de inmediato, otro 4 % en enero de 2014 y 4 % a inicios de 2015.

Pero el Gobierno quiere que los aumentos sean del 5 % el próximo 1 de junio, otro 5 % el 1 de enero de 2014 y el restante 2 % el 1 de junio de 2014, o sea en un año.

Según el Código de Trabajo, el acuerdo debe ser enviado por el Ministerio de Trabajo a Casa Presidencial para su respectiva aprobación u observación. De ser aprobado, debe ser enviado a el Diario Oficial para que entre en vigencia, explicó Arnoldo Jiménez, director ejecutivo de la ANEP.

La gremial añadió que según el artículo 17 del reglamento interno del CNSM, los acuerdos referentes a la elaboración y proposición de proyectos de Decreto en que se fijen, modifiquen o interpreten salarios mínimos requieren el voto conforme de cuatro miembros propietarios presentes. Los demás acuerdos se tomarán por simple mayoría de votos de los miembros presentes.

"Nosotros estamos con el mayor deseo de beneficiar a los trabajadores lo más pronto posible con un aumento de su poder adquisitivo... el aumento al salario mínimo generará estabilidad en el empleo, permitirá programar los aumentos y no perjudicará a las empresas", afirmó Jiménez.

Tras el acuerdo de la semana pasada, algunos gremios empresariales como el Consejo Nacional de la Pequeña Empresa ( Conapes); la Cámara de Comercio e Industria; la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas (Camtex) y la Unión Mipyme, entre otras, mostraron su respaldo a la propuesta de aumentar escalonadamente el salario mínimo, lo cual se pretende que entre en vigencia el 1 de junio próximo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación