Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Analistas: El Consejo Económico y Social no es factible para impulsar el diálogo

Salvador Samayoa y Sandra de Barraza creen que miembros de ese foro tienen sus agendas

Los analistas participaron en el Foro El Salvador, de Cara al Futuro. foto edh / douglas urquilla

Los analistas participaron en el Foro El Salvador, de Cara al Futuro. foto edh / douglas urquilla

Los analistas participaron en el Foro El Salvador, de Cara al Futuro. foto edh / douglas urquilla

El diálogo que debería impulsar el Gobierno con distintos actores del país debe pasar por una metodología que permita los frutos esperados para solucionar los principales problemas del país, entre ellos la inseguridad, el desempleo y el bajo crecimiento económico, de acuerdo con los analistas Salvador Samayoa y Sandra de Barraza.

Por ello, ambos analistas coincidieron en que el Consejo Económico y Social (CES), creado por el Gobierno anterior para discutir sobre políticas públicas, no es el ente propicio para abordar los problemas inmediatos que más ahogan a los salvadoreños.

Según Samayoa, el CES "nació muerto", pues a su juicio es difícil que se pongan de acuerdo más de 75 organizaciones representadas en esa mesa, cada una de las cuales tiene su propia agenda, lo que generaría "una Torre de Babel", consideró el analista.

A juicio del Observador Político, el concepto del CES fue prestado de España, donde los sindicatos de la industria y la empresa privada tenían representación en la mesa de diálogo para dictar políticas públicas en favor intereses mayoritarios. Consideró que, en el país, se trata de una "ensalada de ONG" que tiene distintos propósitos.

Samayoa consideró que se debe articular una mesa con las partes idóneas que puedan aportar al crecimiento económico y la creación de políticas en materia de seguridad y empleo, aunque aseguró que las ONG y otros sectores tienen derecho a conocer sobre los avances de dicho diálogo.

Por su parte, De Barraza consideró que para ello es indispensable que haya un equipo de "facilitadores" para el diálogo, es decir actores que den seguimiento al diálogo y la metodología de seguimiento del mismo.

Asimismo, los analistas consideraron que el papel de la oposición es fundamental en el diálogo con el Gobierno, sobre todo para presentar propuestas y que den balance a las acciones gubernamentales.

"Que no solo estemos esperanzados a que el Gobierno ponga la agenda, sino que la oposición también asista con propuestas y contra propuestas", detalló De Barraza.

En tanto, Samayoa aseguró que el principal partido de oposición, ARENA, podrá servir como equilibrio en la Asamblea Legislativa para garantizar que el FMLN no tenga la llave para todos los proyectos que el Ejecutivo le solicite.

Actuación del Gobierno

Sobre el desempeño del nuevo Gobierno, Samayoa indicó que aún se está tomando el tiempo para revisar por qué rumbo tomar para temas como el crecimiento económico. "Han dicho que quieren apostarle al crecimiento económico, pero de ahí a que sepan qué significa crecer...", manifestó.

En tanto, De Barraza es de la idea que el nuevo gabinete deberá actuar con más creatividad y "audaz" para tomar las mejores decisiones.

En ese sentido, consideró que el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, debe propiciar acuerdos para poder recaudar más fondos sin necesidad de un nuevo paquete fiscal para aumentar impuestos.

Aunque, a su juicio el impuesto predial puede ser factible, siempre y cuando sean las municipalidades la que se encarguen de administrarlo y no el Gobierno central.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación