Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

American Airlines y US Airways anuncian su fusión

El acuerdo de $11,000 millones crearía la aerolínea más grande del mundo

FOTO AP

FOTO AP

FOTO AP

American Airlines y US Airways accedieron a fusionarse en un acuerdo de $11,000 millones de dólares que crearía la aerolínea más grande del mundo.

La empresa combinada se llamará American Airlines y tendrá su sede en Fort Worth, pero será dirigida por el director general de US Airways, Doug Parker.

La fusión contribuiría a reducir a cuatro el número de las aerolíneas grandes en Estados Unidos: la nueva American, United, Delta y Southwest.

El acuerdo representa un triunfo para la más pequeña US Airways Group Inc., que presionó en busca de la fusión prácticamente desde que la empresa matriz de American, AMR Corp., solicitó protección por bancarrota en noviembre del 2011.

Aunque Parker dirigirá la compañía, el director general de AMR, Tom Horton, será presidente hasta su primera reunión de accionistas, probablemente a mediados del 2014.

Las juntas directivas de ambas empresas aprobaron el acuerdo el miércoles. Las dos lo anunciaron el jueves temprano y esperan concretarlo en el tercer trimestre del año en curso.

"La aerolínea combinada tendrá el alcance, la profundidad y la capacidad para competir de manera más eficiente y lucrativa en el mercado global", afirmó Parker en un comunicado. "Nuestra red combinada presentará una oferta significativamente más atractiva para los clientes, garantizando que siempre seremos capaces de transportarlos a donde quieran ir".

Los acreedores de AMR serán propietarios del 72% de la nueva compañía, y el 28% restante será para los accionistas de US Airways. El primero de los dos porcentajes incluye un 23.6% para empleados y sindicatos de American, además de una pequeña proporción para los accionistas de la empresa matriz de American, AMR Corp.

Las aerolíneas dijeron que anticipan $1,000 millones de dólares en beneficios combinados a partir de la fusión. Creen que el hecho de que la aerolínea sea más grande atraerá a los viajeros que usan otras líneas, lo que calculan les redituará $900 millones de dólares en ingresos extra. También anticipan ahorros por unos $150 millones.

Por otra parte, calculan que gastarán 1,200 millones de dólares en costos de transición a lo largo de los próximos tres años.

Los viajeros de American y US Airways no notarán cambios inmediatos. Probablemente pasarán meses antes de que se combinen los programas de viajero frecuente y años antes de que se complete totalmente la integración.

Las compañías venían negociando desde agosto, cuando los acreedores presionaron a AMR a acceder a las negociaciones sobre la fusión para poder decidir si les convení­a más esa opción o que American siguiera independiente.

El acuerdo aún requiere la aprobación del juez que maneja la quiebra de AMR y los reguladores antimonopólicos, quienes han autorizado otras tres grandes fusiones de aerolíneas desde el 2008.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación