Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Altas expectativas de pensiones pese a baja cobertura y pocas cotizaciones

La propuesta gubernamental aún está en espera en la comisión de Reformas Electorales.

La mayoría de los salvadoreños, al igual que otros ciudadanos alrededor del mundo, espera que al terminar su vida productiva y jubilarse, su pensión sea la misma que el salario que recibió en los últimos años.

Sin embargo, Augusto Iglesias, exviceministro de Previsión Social de Chile, invitado ayer a un foro de pensiones organizado por Asafondos, puso el dedo sobre la llaga: si usted cotiza el 10 % de su salario por solo 15 años, no puede esperar jubilarse con una pensión del 100 % de su último salario por 25 años", dijo.

En Chile, las encuestas señalan que la gente quiere jubilarse al menos con el 70 % de su salario pues creen injusto que tengan que recibir solo el 48 % de este.

Pero en El Salvador el panorama es aún más crítico. De acuerdo con los estudios, tal como está diseñado el sistema, los salvadoreños que se jubilen apenas podrían recibir el 30 % de su último salario.

Y eso sería posible solo si el trabajador ha trabajado durante los 25 años requeridos por ley.

Pero en el país, el alto nivel de desempleo y la informalidad están dejando de lado a miles de salvadoreños que posiblemente no reciban nada cuando envejezcan.

Según Fundaungo, solo uno de cada cuatro personas tiene cobertura de pensiones.

Para Iglesias es necesario que los gobiernos y las AFP trabajen duro en educar a la población sobre estos puntos y en hacerles conciencia de que sus cotizaciones son claves para el bienestar de su futuro.

El punto está en encontrar las opciones para que el dinero que ahora se cotiza, se multiplique y con ello, la pensión sea la esperada.

La rentabilidad, las cotizaciones voluntarias y las opciones de inversión de estos fondos son claves para que el dinero aumente y se logre una pensión digna al final de la vida productiva.

En Chile, por ejemplo, de cada diez pesos que un trabajador tiene en su cuenta individual de pensiones, siete son por rentabilidad y los otros tres son aporte del empleado.

Esto significa que el dinero sí puede multiplicarse, pero se necesitan ajustes que permitan al sistema mejorar con los años.

De acuerdo con el experto, el sistema de capitalización individual (sistema privado) es el que tiene la mayor capacidad de generar mejores pensiones a futura.

"No podemos aspirar a tener mejores pensiones si no hacemos ajustes en las pensiones futuras".

La esperanza de vida, que está aumentado cada vez más, también está poniendo presión al sistema. Si se vive más, se necesita más dinero.

"El desafío está en cerrar la brecha entre las pensiones esperadas y las efectivas", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación