Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Alianza del Pacífico acelera la integración política y económica

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, considera esta iniciativa de integración como "vital" para las economías de A.L.

La semana pasada El Salvador pasó a formar parte del grupo observador de la Alianza.

La semana pasada El Salvador pasó a formar parte del grupo observador de la Alianza.

La semana pasada El Salvador pasó a formar parte del grupo observador de la Alianza.

SANTIAGO DE CHILE. Tras un año de su nacimiento en el observatorio astronómico chileno de Cerro Paranal, la Alianza del Pacífico está demostrando ser una iniciativa de integración política y económica más efectiva que el Mercosur y la Alba, aseguran sus impulsores.

En el año que lleva, la Alianza ha logrado avances tan notables como la liberalización de más del 90 por ciento del intercambio de bienes de consumo y la libre circulación de los ciudadanos de los países miembros.

"La Alianza del Pacífico nace con una clara vocación y proyección de futuro, y con un espíritu de apertura e integración abierto a todos los países del Arco del Pacífico", aseguró en la cita de Cerro Paranal el presidente chileno, Sebastián Piñera, ante sus pares de México (Felipe Calderón), Colombia (Juan Manuel Santos) y Perú (Ollanta Humala).

Aunque la constitución formal tuvo lugar el 6 de junio de 2012 en un observatorio astronómico situado a 2,600 metros de altura en la región chilena de Antofagasta, esta iniciativa surgió un año antes en Lima, cuando los cuatro mandatarios acordaron poner en marcha "un área de integración profunda en el Arco del Pacífico Latinoamericano".

El objetivo inmediato es avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, y de esta forma impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de estas cuatro economías, que juntas alcanzan un PIB de 2,01 billones de dólares.

Pero Chile, México, Colombia y Perú también aspiran a alcanzar un mayor bienestar, superar la desigualdad económica y lograr la inclusión social de sus 209 millones de ciudadanos.

"La Alianza del Pacífico no sólo apunta al libre comercio. Tiene expectativas y ambiciones mucho más grandes", explicó el presidente chileno esta semana ante un grupo de corresponsales. "Por supuesto que tenemos una visión compartida respecto al modelo de desarrollo y las políticas para alcanzarlo", agregó.

La Alianza del Pacífico "no es una cosa ideológica, no es una respuesta al ALBA, que apunta menos la integración económica y más a la coordinación política (...), pero obviamente que es una comunidad con una visión política distinta" a la que tienen los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, puntualizó Piñera. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación