Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alfredo Hasbún: "Las modas pasan, pero el estilo queda"

Almacén Montecarlo cumple 65 años y ha diseñado un especial descuento para sus fieles clientes a lo largo de tres generaciones

Alfredo Hasbún: "Las modas pasan, pero el estilo queda"

Alfredo Hasbún: "Las modas pasan, pero el estilo queda"

Alfredo Hasbún: \"Las modas pasan, pero el estilo queda\"

Con motivo de su 65 aniversario, Almacenes Montecarlo ha diseñado una promoción especial para los clientes que han sido fieles de generación en generación: un descuento del 20 % en cualquier prenda de cualquier monto al presentar su membresía "Exclusive Discount Card".

El director Ejecutivo del Almacén, caracterizado por la exclusividad en la venta de marcas de alto prestigio durante más de seis décadas, Alfredo Hasbún II, recordó los orígenes de Montecarlo y de las dificultades para mantener el negocio, que inició su abuelo, Antonio Pacífico Hasbún, en 1948.

Hasbún destacó que Montecarlo marcó una época importante en el buen vestir de El Salvador, donde "las modas pasan, pero el estilo queda".

Montecarlo fue pionero cuando abrió sus puertas en la 1a. Calle oriente del Centro Histórico, frente al ex Gran Hotel. Hoy suma cuatro sucursales: en Vía Madrid, sobre el Paseo General Escalón; en el primer nivel del centro comercial Multiplaza; en Villas Españolas; y en el Aeropuerto Internacional El Salvador.

Montecarlo debe su nombre al casino Montecarlo, situado en el Principado de Mónaco, un estado-ciudad en Europa Occidental.

En sus inicios, importaban lencería europea y prendas de Nueva York, Estados Unidos. Y ahora ofrece marcas de prestigio mundial, como Óscar de la Renta, Calvin Klein, Vanucci, Donald J. Trump y Luca Monti, entre otras.

Una de las etapas más difíciles, recuerda Hasbún, fue sin duda el conflicto armado que se vivió en El Salvador, porque varios negocios debieron cerrar: "Yo tenía 11 años cuando estaba el grupo subversivo, revolucionario y esto afectó a los comerciantes y empresarios, porque hacían manifestaciones, manchaban vitrinas, quemaban llantas, cerraban calles; siempre esa lucha de poderes en el país. Yo soy apolítico, pero afectó y afectó bastante... a la patria, a la economía, a nosotros los seres humanos", expresó.

Teoría y práctica

Aunque estudió Mercadeo y Ventas, el empresario enfatizó en que el éxito llega cuando se combina la teoría con la práctica, porque pueden haber personas graduadas, con carreras, bien estudiadas, pero que si no llevan ambas cosas bien agarradas y amarradas no van a salir de nada.

"Lo seres humanos somos seres espirituales; el espíritu lo llevamos a la mente y la mente la llevamos a la acción (...), pero siempre con una mentalidad positiva lograremos en la vida las metas que nos propongamos; todo está en nuestra forma de pensar, lo que tenemos en nuestro corazón y nuestra alma es lo que llevamos a la mente, allí está la diferencia entre el saber y el creer", manifestó.

Aunque los hombres son menos complicados que una mujer a la hora de escoger, sí son vanidosos y les gusta lucir bien, destacó: Y allí es cuando entra nuestro equipo de ventas", anotó el empresario.

El mercado es exigente y la moda es variada, pero la clave de Montecarlo radica en que no se limitan a vender ropa, sino que asesoran en imagen.

Alfredo Hasbún, amante del sushi, los tacos y enemigo de la injusticia y la mentira, asegura que es importante lucir bien, pero antes de afirmar que "la imagen lo es todo" le parece más razonable reflexionar sobre que lo más importante no es cómo una persona se viste, sino como es.

En ese sentido lo que le causa mayor placer es el bienestar emocional y emocional y a lo que más le teme es a la pérdida total de valores en la sociedad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación